Logo Soy Carmin
Trendy

"Te vamos a hacer una casita" recuerda madre de migrantes hondureños que murieron asfixiados en tráiler

La madre de dos hondureños que murieron en el tráiler encontrado en Texas relató que sus hijos partieron rumbo a Estados Unidos con la promesa de trabajar para "hacerle una casita"

Por: Marisela Salazar

"Te vamos a hacer una casita" recuerda madre de migrantes hondureños que murieron asfixiados en tráiler | Especial: Twitter

La desconsolada madre de dos jóvenes hondureños que murieron asfixiados en la caja del tráiler encontrado en San Antonio, Texas, relató que sus hijos partieron rumbo a Estados Unidos con la promesa de trabajar para "hacerle una casita".

Con lágrimas rodando sobre sus mejillas, Karen Caballero, relató a la prensa cómo fue que sus dos hijos y su nuera, salieron de Las Vegas, Honduras, huyendo de la pobreza con rumbo al "país de las oportunidades" sin imaginarse que jamás regresarían a casa.

Alejandro Miguel, Fernando José y Margie Tamara abandonaron su país desilusionados en busca de mejores oportunidades. Pusieron sus vidas en manos de contrabandistas y murieron asfixiados y deshidratados en el llamado "tráiler de la muerte".

"Tenían metas y sueños, y aquí nos las iban a cumplir. Nadie les quería dar trabajo. Me dijeron: Cuando estemos allá sí te vamos a hacer una casita".

Alejandro Miguel de 23 años y Margie Tamara de 24, eran pareja desde hacía casi una década. Ambos terminaron sus carreras universitarias con la esperanza de tener una mejor calidad de vida, y aunque solicitaron empleo en varias empresas, siempre fueron rechazados. 

"Se supone que cuando las personas tienen un grado académico más alto, deberían obtener más oportunidades de empleo. Porque para eso se esfuerzan, estudian".

Un pariente de Alejandro Miguel que vivía en Estados Unidos se ofreció a ayudarles a él y a su hermano menor, Fernando José de 18 años, a financiar su viaje a Estados Unidos. Y el 4 de junio, los tres jóvenes salieron de Las Vegas, Honduras, en busca del "sueño americano".

Karen Caballero relató que los acompañó hasta Guatemala, desde allí, los tres jóvenes viajaron de forma ilegal en la parte trasera de camiones a través de Guatemala y México. Y habló por última vez con ellos el pasado 25 de junio por la mañana. 

La desconsolada madre de Alejandro Miguel y Fernando José se enteró de la desgarradora noticia por la televisión el pasado 27 de junio, y pudo confirmar las muertes de sus hijos y de su nuera un día después tras enviar sus datos y fotografías a las autoridades de San Antonio.

"Mis hijos dejan un vacío en mi corazón. Los vamos a extrañar mucho".

En la sofocante caja del tráiler viajaban 67 migrantes hacinados y sin ventilación, y decenas de ellos murieron por asfixia y deshidratación. Los sobrevivientes estaban tan débiles que no podían ponerse de pie y fueron trasladados de emergencia a diferentes hospitales.

La Oficina del Médico Forense del condado de Bexar detalló a través de un comunicado de prensa que de los 53 migrantes fallecidos, solo 37 han sido identificados, y que entre las víctimas mortales se encuentran 13 mujeres y 40 hombres.

Los hechos están siendo investigados por las autoridades federales lideradas por el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos y, hasta el momento, se ha confirmado la detención de cuatro personas, entre ellas, el chofer del tráiler.

El hallazgo de decenas de migrantes muertos en un tráiler en San Antonio, Texas, conmocionó al mundo entero. Los coyotes les cobraron desde 3 mil hasta 8 mil 500 dólares por el viaje, pero al final, la mayoría pagó con el precio más alto: con su vida

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Marisela Salazar

Soy licenciada en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de Occidente, unidad Los Mochis, Sinaloa. Reportera y conductora de TV Azteca Sinaloa. Reportera y conductora de streaming de El Debate de Los Mochis. Me he dedicado a contar historias. Relatar grandezas para inspirar. Narrar dolores y pesares para mitigar y ayudar. Creo en el poder de las palabras, en la bondad de la gente y en la magia de las risas, suspiros e instantes. Soy soñadora, curiosa, risueña y apasionada. Avanzo acarreando anhelos y esperanzas. Mientras dure la vida me resisto a ser indiferente. Todos podemos apartar esa piedra del camino.

Ver más

Comentarios