Logo Soy Carmin
Operación Puente de Londres: se filtran detalles de los arreglos funerarios de la Reina Isabel II
Trendy

Operación Puente de Londres: se filtran detalles de los arreglos funerarios de la Reina Isabel II

Según la Operación Puente de Londres cuando llegue el funeral de la Reina Isabel II todo estará ensayado y durará 10 días. 

Por: Gisselle Acevedo

Operación Puente de Londres: se filtran detalles de los arreglos funerarios de la Reina Isabel II. Aunque suene descabellado, el día en el que la monarca, madre del Príncipe Carlos muera, el palacio sabrá cómo actuar ante cada detalle.

Y es que según se ha revelado el funeral de la Reina Isabel II está tan planeado, que hasta ya se ensayó.

Aquí te revelamos cómo es que será este fatídico días

El plan del gobierno del Reino Unido para los días posteriores a la muerte de la Reina Isabel II, cuyo nombre en clave es "Operación Puente de Londres" y que durante mucho tiempo ha estado envuelto en el secreto, fue revelado.

A lo largo de los años se han ido conociendo algunos detalles, desde sugerencias de que el primer ministro será alertado por una llamada telefónica de un funcionario que le diga "el puente de Londres está caído", hasta informes de que la muerte se anunciará a través de una noticia en el cable de la Press Association.

Ahora se puede revelar por primera vez todo el alcance de los preparativos llevados a cabo por la familia real y la secretaría BRIDGES de la Oficina del Gabinete, después de que se obtuvieron una serie de documentos en los que se expone con gran detalle cómo responderá Gran Bretaña cuando llegue el día.

La Reina Isabel II, que tiene 95 años, dio positivo a covid y fue el Palacio Real el que reveló la información aclarando que la monarca está estable y solo presenta síntomas leves es por eso que el manual paso a paso del Operación Puente de Londres ha tomado vigencia.

Los documentos presentados por medios extranjeros muestran el extraordinario nivel de acción requerido por todas las ramas del Estado británico, incluyendo una adecuada operación de seguridad para gestionar las multitudes sin precedentes y el caos de los viajes que podría ver, en palabras de un memorando oficial, cómo Londres se "llena" por primera vez en la historia.

Revelan los planes para que el primer ministro y su gabinete se reúnan con el féretro de la Reina Isabel II en la estación de St. Pancras, y para que el nuevo rey el hasta ahora Príncipe Carlos se embarque en una gira por el Reino Unido en los días previos al funeral.

Los detalles del programa para los 10 días entre la muerte de la Reina Isabel II y su funeral van de lo banal a lo ridículo. En un documento, Downing Street plantea su preocupación por enfrentarse a una ola de ira pública si no puede bajar sus banderas a media asta en los 10 minutos siguientes a su activación y puede tener que recurrir a un contratista externo. En otro, se decide prohibir los retuits en todos los departamentos de Whitehall a menos que el jefe de comunicaciones del gobierno lo autorice.

Día D

En las horas siguientes a la muerte de la Reina Isabel II, se producirá una "cascada de llamadas" en la que se informará al primer ministro, al secretario del gabinete (el funcionario de mayor rango de Gran Bretaña) y a varios de los ministros y funcionarios de mayor rango.

El primer ministro será informado por el secretario privado de la Reina Isabel II, que también lo comunicará a la Oficina del Consejo Privado, que coordina el trabajo del gobierno en nombre de la monarca.

Internamente, el día se denominará "Día D". Cada uno de los días siguientes hasta el funeral se denominará "D+1", "D+2" y así sucesivamente.

La Casa Real emitirá una "notificación oficial" dando la noticia al público.

Un guión de llamada para los secretarios permanentes de los departamentos en el que se explica cómo dar la noticia a sus ministros, visto y  por el diario POLITICO, les indica que deben decir:

"Acabamos de ser informados del fallecimiento de Su Majestad la Reina". A los ministros se les dirá que "se requiere discreción".

Los ministros y los altos funcionarios también recibirán un correo electrónico del secretario del gabinete, un borrador del cual dice:

"Estimados colegas, les escribo con tristeza para informarles del fallecimiento de Su Majestad la Reina".

Al recibir este correo electrónico, las banderas de todo Whitehall se bajarán a media asta. El objetivo es que esto se haga en 10 minutos.

El Parlamento del Reino Unido y las asambleas legislativas de Escocia, Gales e Irlanda del Norte levantarán la sesión. Si el parlamento no está reunido, será convocado.

En un signo de los tiempos, muchos de los planes inmediatos están relacionados con las redes sociales. El sitio web de la familia real cambiará a una página negra con un breve comunicado confirmando la muerte de la reina.

El sitio web del gobierno del Reino Unido - GOV.UK - mostrará un banner negro en la parte superior. Todas las páginas de los departamentos del gobierno en las redes sociales también mostrarán un banner negro y cambiarán sus fotos de perfil por el escudo de su departamento. Los contenidos no urgentes no deben publicarse. Los retuits están explícitamente prohibidos a menos que el jefe de comunicación del gobierno central los autorice.

La familia real anunciará los planes para el funeral de la Reina Isabel II, que se espera que se celebre 10 días después de su muerte.

El primer ministro será el primer miembro del gobierno en hacer una declaración. Todos los demás miembros del gobierno tendrán instrucciones de no hacer comentarios hasta que el primer ministro haya hablado.

El Ministerio de Defensa dispondrá que se realicen salvas de honor en todos los puestos de saludo. Se anunciará un minuto de silencio nacional.

A las 15:30 horas, el Primer Ministro y el Gabinete mantendrán una audiencia con el nuevo rey. Los ministros deberán abstenerse de llevar a sus cónyuges.

Día D+2

El féretro de la Reina Isabel II regresará al Palacio de Buckingham.

Si la Reina Isabel II muere en Sandringham, su residencia en Norfolk, al este de Inglaterra, su cuerpo será llevado en el tren real hasta la estación de St. Pancras en Londres, donde su ataúd será recibido por el primer ministro y los ministros del gabinete.

Si muere en Balmoral (Escocia), se activará la Operación UNICORN, lo que significa que su cuerpo será transportado a Londres en el tren real si es posible. Si no, se activará la operación OVERSTUDY, lo que significa que el féretro será trasladado en avión. El Primer Ministro y los ministros asistirán a una recepción para recibir el féretro.

Se leerán proclamas en las administraciones descentralizadas. Es probable que los homenajes continúen en el Parlamento.

Día D+3

Por la mañana, el ya nimbrado rey Carlos recibirá la moción de condolencia en Westminster Hall.

Por la tarde, se embarcará en una gira por el Reino Unido, empezando por una visita al parlamento escocés y un servicio en la catedral de St. Giles en Edimburgo.

Día D+4

El Rey Carlos llegará a Irlanda del Norte, donde recibirá otra moción de condolencia en el Castillo de Hillsborough y asistirá a un servicio en la Catedral de Santa Ana de Belfast.

Tendrá lugar un ensayo para la Operación LION, la procesión del féretro desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster.

Día D+5

La procesión desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster tendrá lugar a lo largo de una ruta ceremonial a través de Londres. Tras la llegada del féretro se celebrará un servicio religioso en Westminster Hall.

Del Día D+6 al Día D+9 - y las preocupaciones de Whitehall

La Reina Isabel II permanecerá en el Palacio de Westminster durante tres días, en una operación denominada FEATHER. Su féretro reposará en una caja elevada conocida como catafalco en el centro de Westminster Hall, que estará abierta al público durante 23 horas al día. Se emitirán entradas para los VIP para que puedan tener una franja horaria.

El Día D+6 tendrá lugar un ensayo para el cortejo fúnebre de Estado.

El Día D+7

El Rey Carlos viajará a Gales para recibir otra moción de condolencia en el Parlamento galés y asistir a un servicio religioso en la catedral de Liandaff, en Cardiff.

Este periodo verá a los departamentos del gobierno absortos en una inmensa cantidad de preparativos para el funeral. Los documentos vistos y publicados por el diario POLITICO muestran que, aunque el gobierno en general cree que tiene capacidad para llevar a cabo con éxito el funeral, el trabajo requerido será enorme, y se han planteado preocupaciones específicas sobre los posibles desafíos.

Los departamentos que se enfrentan a las mayores dificultades son el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ministerio del Interior y el Departamento de Transporte.

El Ministerio de Asuntos Exteriores es el encargado de organizar la llegada de jefes de Estado y personalidades del extranjero, y también se ha planteado la preocupación de cómo organizar la entrada de un número importante de turistas en el país en caso de que la reina muera durante la pandemia de coronavirus.

El Ministerio del Interior es responsable de las medidas de seguridad, y la Secretaría de Seguridad Nacional del gobierno y los servicios de inteligencia estarán en alerta máxima ante cualquier amenaza terrorista.

El Departamento de Transportes ha expresado su preocupación por el hecho de que el número de personas que quieran viajar a Londres pueda causar grandes problemas en la red de transportes y provocar una superpoblación en la capital.

En una impactante evaluación de las escenas que podrían desarrollarse, un memorándum advierte del peor de los casos, en el que Londres se llenaría literalmente por primera vez, ya que cientos de miles de personas podrían intentar llegar hasta allí, con el alojamiento, las carreteras, el transporte público, la alimentación, la policía, la sanidad y los servicios básicos al límite. También ha surgido la preocupación por la escasez de comisarios para el control de multitudes.

El primer ministro y la reina han acordado que el día del funeral de Estado será un "Día de Luto Nacional". Esto también ha provocado problemas de planificación. El día será efectivamente un día festivo, aunque no se denominará como tal. Si el funeral cae en fin de semana o en un día festivo existente, no se concederá un día festivo adicional. Si el funeral cae en un día laborable, el gobierno no tiene previsto ordenar a los empresarios que den el día libre a los empleados; los documentos dicen que eso es una cuestión entre los empleados y su personal.

Día D+10

El funeral de Estado se celebrará en la Abadía de Westminster. A mediodía se guardarán dos minutos de silencio en todo el país. Habrá procesiones en Londres y Windsor.

Habrá un servicio de entierro en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, y la Reina Isabel II será enterrada en la Capilla Conmemorativa del Rey Jorge VI del castillo.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Gisselle Acevedo

Una mujer que se rehúsa a estar anclada siempre en un mismo lugar. En mi profesión cubrí desde la fuente política, pasé por la económica, turística y educativa; me especialicé en investigación periodística y hoy, con mis letras trato de pugnar por la igualdad de género. Además redacto notas de showbiz y salud.

Ver más

Comentarios