Logo Soy Carmin
Princesa Diana vivió un calvario estando embarazada gracias al Príncipe Carlos
Trendy

Princesa Diana vivió un calvario estando embarazada gracias al Príncipe Carlos

"Su primer comentario fue: 'Dios mío, es un niño'. El segundo: 'Y encima es pelirrojo", recuerda la princesa Diana sobre cómo vivió el Príncipe Carlos de Inglaterra la llegada de Enrique.

Por: Gisselle Acevedo

Princesa Diana vivió un calvario estando embarazada gracias al Príncipe Carlos(AP)

Princesa Diana vivió un calvario estando embarazada gracias al Príncipe Carlos | AP

Princesa Diana vivió un calvario estando embarazada gracias al Príncipe Carlos. Comunmente cada que algún bebé de la familia real va a nacer, se recuerdan todos los desplantes que vivió Lady Di. 

Ahora que está por nacer el hijo de Meghan Markle y el Príncipe Harry los recuerdos e historias de su madre vienen a nuestra memoria. En 1992 se publicaba la polémica biografía de la Princesa Diana de Gales escrita por Andrew Morton.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Just one week ago, The Duke and Duchess of Sussex asked that you kindly consider supporting various organisations around the world in lieu of sending gifts for the upcoming arrival of their first born. Not only did many of you lend your support, you took action. Their Royal Highnesses wanted you to know the impact of your support – the direct effect your donation, energy, and action made! YOU chose to be part of the collective good, and you have made a real difference. Whether a $5 donation, £1000 contribution, offering to volunteer, or spreading the word – you’ve played your part. And on behalf of The Duke and Duchess (and Baby Sussex), we thank you so much. YOUR IMPACT: @thelunchboxfund will now be able to provide a minimum of 100,000 additional hot nutritionally fortified meals to children in dire need across South Africa @littlevillagehq received donations from all over the world (from UAE to Hong Kong and the US), they’ve increased their monthly donors, had a surge in volunteer applications, and re-energized their hard working team of 200+ staff and volunteers @wellchild can now provide 300+ additional hours of specialist care by a Well Child Nurse for a child with serious health needs, allowing families to stay together at home vs in hospital @Baby2Baby have received over 5,000 products to disperse to children in need, including cribs, books, backpacks, diapers and have received monetary donations from around the globe - from Guadalajara to Italy. You made this happen. Thank you.

Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

"En Diana: su verdadera historia", la princesa hablaba sobre su mala relación con los Windsor, su decepción con su marido, el príncipe Carlos de Inglaterra, y sus intentos de suicidio, pero también de los embarazos y partos de sus dos hijos, Guillermo y Enrique. 

Lady Di cuenta cómo la llegada al mundo de su primogénito hace 37 años tuvo que ajustarse a las actividades deportivas del príncipe Carlos.

"Cuando tuvimos a Guillermo, hubo que encontrar una fecha en la agenda que se ajustara al príncipe Carlos y sus torneos de polo", cuenta la Princesa Diana, como recoge ahora People.

"El parto de Guillermo tuvo que ser inducido porque ya no podía soportar más la presión de la prensa. Era como si el mundo entero me estuviera monitorizando cada día".

Esa presión es similar a la que puede estar viviendo ahora Meghan Markle. De hecho, según periodistas británicos que siguen a la familia real británica, el príncipe Enrique trata de protegerla precisamente para que no sufra como lo hizo Diana.

"En cualquier caso, el niño llegó, con mucha emoción. Entusiasmados, todo el mundo estaba en las nubes de alegría: habíamos encontrado una fecha en la que Carlos podía dejar su caballo de polo por mí para dar a luz. Fue estupendo, me sentí muy agradecida por ello", se puede leer en el libro escrito por Morton.

Si Guillermo vino al mundo ajustándose a los deseos del príncipe Carlos —nació el 21 de junio de 1982—, la llegada de Enrique no gustó tanto a su padre. "Supe que Enrique iba a ser un niño porque lo vi en la ecografía", cuenta Diana en el libro sobre el embarazo y el nacimiento de su segundo retoño. "Carlos siempre quiso una niña".

Quería dos hijos y una niña. Sabía que Enrique sería niño pero no se lo dije", confiesa. Finalmente, el pequeño llegó al mundo el 15 de septiembre de 1984 en el mismo hospital Saint Mary de Londres en el que dos años antes había nacido su hermano.

"Su primer comentario fue: 'Dios mío, es un niño'. El segundo: 'Y encima es pelirrojo", recuerda la princesa sobre cómo vivió Carlos de Inglaterra la llegada de Enrique. Para rematar la cuestión, en el bautizo del pequeño no dudó en decirle a la madre de Diana que ambos estaban "muy decepcionados". "Pensábamos que iba a ser niña", soltó Carlos.

"Mamá sacudió la cabeza diciéndole: 'Deberías darte cuenta de la suerte que tienes de haber tenido un hijo normal". Al parecer, Frances Shand no mantenía una buena relación con su yerno y le consideraba "un mimado malcriado"; de hecho, Shand calificaba a los Windsor "enanos alemanes", dada su ascendencia germánica.

Tras el nacimiento de su hijo pequeño, la relación del matrimonio se volvió más cercana y afectuosa. Según la princesa Diana, la llegada de Enrique supuso "el momento en el que estuvimos más unidos y nunca volveríamos a estarlo tanto". Poco después, sus caminos se distanciaron definitivamente. La pareja se separó en 1992 y acabó divorciándose en verano de 1996.

TE RECOMENDAMOS