Logo Soy Carmin
Por qué no debes hablarles a tus hijos mal de su padre. FOTO:ESPECIAL
Trendy

Mujer pierde la custodia de su hijo por hablarle mal de su padre

Hoy te hablamos de las razones por las que no debes hablarle a tus hijos mal de su padre.

Por: Gisselle Acevedo

Por qué no debes hablarles a tus hijos mal de su padre. FOTO:ESPECIAL

Por qué no debes hablarles a tus hijos mal de su padre. FOTO:ESPECIAL

En un tema sin precedentes, una madre española ha perdido la custodia de su hijo porque lo manipuló al hablarle mal de su padre.

Madre pierde la custodia de su hijo por hablarle mal de su padre. FOTO:UNSPLASH

Así lo ha estimado la Audiencia Provincial de Murcia, quien ha asignado la guardia y la custodia del niño a su progenitor. La sentencia, que tiene como ponente al magistrado Carlos Moreno Millán, ha fijado un régimen de visitas para la madre, además del pago de una pensión mensual para el niño de 150 euros al mes.

Con esta decisión, la Audiencia revoca la resolución dictada por el Juzgado de Primera Instancia, órgano que atribuyó la guardia y custodia a la madre. El motivo que ha llevado a este cambio ha sido el de "garantizar el interés superior del niño, que es dominante".

La sentencia afirma que "consta acreditado que el comportamiento de la madre está afectando de forma negativa al menor, al hacerle partícipe del conflicto que mantiene con el padre".

Considera que, con esa actitud, la madre del menor le ha provocado miedo y dolor emocional, "máxime, además, valorando que desvaloriza la figura paterna, al tiempo que interfiere obstaculizando la relación paterno filial".

¿Por qué no debes hablarle a tus hijos mal de su padre?

En el caso de España, actualmente los Servicios de Protección al Menor ya consideran el Síndrome de Alienación Parental (SAP) como un maltrato, por ser una forma de violencia contra el menor. Así lo han asegurado los expertos Mª Paz Ruiz Tejedor, psicóloga forense de la Clínica Médico Forense de los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid y José Manuel Muñoz Vicente, psicólogo forense del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en las conferencias sobre maltrato infantil y otras formas de violencia organizadas por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Siete puntos que revelan el daño que le haces a tus pequeños al hablar mal de su padre

Muchas veces por dolor muchas madres recurren a la manipulación de los hijos, les hablan mal de sus padres y hoy te dirémos por qué no lo debes hacer.

Porque es confuso para los niños.

Muchas veces en un momento de angustia o coraje podemos decir algo que viene desde nuestras emociones y que puede ser difícil de interpretar para los niños. Dependiendo de su edad, es posible que ellos no comprendan lo que sucede, y se lleven una idea errónea de la situación.

Porque es un asunto de dos.

Lo que haya ocurrido para que se diera la separación, es algo que debe quedar únicamente entre la ex pareja. Si los hijos ya son mayores y pueden comprenderlo, podemos explicarles, pero no es necesario ahondar en detalles que puedan ser complejos o dolorosos para ellos. Si necesitas desahogarte, hazlo con un psicólogo o alguna amistad de confianza, no con tus hijos.

Porque son relaciones distintas.

Como padres separados, es importante tener siempre presente lo siguiente: una cosa es la relación que hubo entre la pareja y otra la de padre/madre e hijos. El hecho de que entre ambos padres las cosas no hayan funcionado, no significa que deberían afectar o contaminar la relación que tendrá cada padre o madre con sus hijos. Son relaciones independientes, y eso debemos respetarlo.

Porque el bienestar emocional de tus hijos es primero.

Lo he dicho al principio y lo repito: en una separación lo más importante son los hijos, y en esto entra su bienestar, tanto físico como emocional. Si hablamos mal de la ex pareja, podríamos hacer que se sientan obligados a tomar un lado, haciéndolos sentirse inseguros, tristes y confundidos.

Por respeto.

Es una regla muy simple: por educación y respeto. Recordemos que nosotros como padres somos el ejemplo para nuestros hijos. Si queremos que ellos sean respetuosos con otros, también debemos serlo con la ex pareja, incluso si la otra persona no lo hace.

Porque nada está escrito en piedra.

Incluso si la decisión de la separación fue definitiva, las personas pueden cambiar. El hecho de que en el pasado hayan tenido una mala experiencia no significa que las cosas continúen iguales en el futuro. Además, la vida da muchas vueltas, y nunca se sabe cuándo necesitarán tu o tus hijos del otro padre-madre.

Porque siempre será su madre o padre.

Podemos divorciarnos de nuestra pareja, pero nunca de nuestros hijos. Haya sido una separación amigable o complicada, tu ex pareja siempre será "papá" o "mamá" de tus hijos, y continuarán compartiendo la crianza juntos durante algunos años. Por ello, siempre será mejor intentar llevar una relación cordial y amable.

Temas

  • crianza hijos

Comentarios

TE RECOMENDAMOS