Logo Soy Carmin
Su padre abusó de ella desde los 6, abortó 2 veces, nadie hizo nada y a los 13 dio a luz 
Trendy

Su padre abusó de ella desde los 6, abortó 2 veces, nadie hizo nada y a los 13 dio a luz 

Shannon Clifton, es ahora una valiente mujer que alzó la voz. Su madre le arrancó la infancia y ahora vive con miedos y pesadillas. Él abuso de ella desde los 6, abortó 2 veces y nadie hizo nada.

Por: Karen Villaseñor

Su padre abusó de ella desde los 6, abortó 2 veces, nadie hizo nada y a los 13 dio a luz (Foto ilustrativa Unsplash)

Su padre abusó de ella desde los 6, abortó 2 veces, nadie hizo nada y a los 13 dio a luz  | Foto ilustrativa Unsplash

Shannon Clifton, es una joven valiente que le está devolviendo la esperanza a todas esas niñas que en estos momentos están viviendo un calvario. Su padre abusó de ella desde los 6, abortó 2 veces, nadie hizo nada y a los 13 dio a luz. El aberrante suceso tuvo lugar en Derby, Inglaterra. 

Shannon Clifton, creció solo al lado de su padre, era su todo, una pequeña llena de inocencia, que no imaginaba el infierno que le esperaba al lado del hombre que le dio la vida. Ella, dice que desde los 6 años todo cambió, la trataba como si fuera su esposa y los abusos se volvieron parte de todos los días, así lo informó The Mirror. 

 

Su padre abusó de ella desde los 6   

Binman Clifton, es un hombre de ahora 36 años, que abusó de su hija durante años. Shannon llegaba a la escuela con moretones, con el alma herida, con ganas de que alguien la ayudara, sabía que eso no estaba bien, pero al final era su padre, no tenía a nadie más. 

Hoy, Binman Clifton, se encuentra en prisión, 15 años, solo 15 años por arruinarle la vida a un inocente. Sin embargo, Shannon, teme porque se enteró que gracias a los abogados su condena será de 10 años. Ahora, ella quiere irse de Derby, no quiere volver a verlo. De hecho, está escribiendo un libro: El monstruo que amé. 

Sus padres se separaron y ella se fue con su padre: 

“Al principio fue agradable, pero comenzó a ser abusivo. Volvía a casa de la escuela y él comenzó a pegarme. Me acabo de acostumbrar al final.

“La primera vez que sucedió fue cuando nos mudamos a un piso cerca del castillo de Elvaston.

“Comenzó a volverse sexual. Hubo una vez en la habitación del frente en el piso. He tratado de bloquearlo para no recordarlo todo.

 

Shannon, asistía a la Escuela Superior Breadsall Hill, su excusa cuando alguien la cuestionaba sobre los moretones era que había estado peleando con sus primos, así la entrenó su padre. Sin embargo, todo fue subiendo de nivel, los golpes, los gritos, los abusos. Al menos tres veces al día, prácticamente antes de cada comida:

“Cuando era más joven, era solo una o dos veces aquí y allá, pero luego comenzó a convertirse todos los días, y algunas veces al día.

Sin embargo, su mundo se vino abajo cuando a la edad de 9 años, le estaban dando educación sexual: 

“Recuerdo la primera vez que nos enseñaron educación sexual, mi maestra nos dijo 'nadie debería tocarte en estos lugares'.

"Me sorprendió porque pensé, eso es lo que mi papá me hace".

Quedó embarazada...

La tragedia apenas iniciaba, a los 11 años, empezó a sufrir una serie de cambios en su cuerpo, estaba embarazada. 

“Por un tiempo no se lo dije. Pero cuando finalmente se lo dije, me golpeó.

"Todo fue realmente confuso, yo era un niña que llevaba un niño".

A las 28 semanas de gestación, luego de una golpiza perdió al primer bebé. No obstante, para el 2012, de nuevo quedó embarazada, que con el mismo método anterior abortó al bebé. 

Cuando Shannon, tenía 12 años le confesó a su maestra que su padre fue quien le había roto la nariz, llamaron a una trabajadora social. La niña pasó una noche en resguardo pero a la mañana siguiente la llevaron de vuelta a casa. Fue ahí cuando entendió que daba igual si decía o no, lo que estaba pasando, pues, nadie hizo nada. 

Desde ahí todo fue peor, su padre estaba más enojado, los golpes eran más fuertes, los abusos inhumanos. El hombre sacaba a la niña a los campos, bosques, callejones y ahí la abusaba. Luego le pedía perdón, siempre lo mismo, decía que no lo volvería a hacer pero bastaban unas horas para que de nuevo estuviera tocando su piel. 

Un año después, en el 2013, Shannon salió embarazada por tercera vez, el embarazo continuó pero los abusos no pararon, recuerda: 

 “Me acababa de violar arriba y yo estaba gritando y llorando.

“Corrí escaleras abajo y conseguí un cuchillo grande y pensé, si me apuñalo directamente en el corazón, el bebé no morirá, y ya no tengo que aguantar más.

“Pero necesitaba estar allí para mi hijo. 

El padre dijo que cuando naciera lo iba a matar. Casi al final del embarazo las autoridades intentaron detenerlo pero él se escapó con Shannon. Por fortuna cuando fueron a Pride Park, un civil llamó a la policía: 

“Fue difícil, porque esa fue la última vez que vi a mi papá, y creo que lo sabía.

“Aunque hizo todo lo que hizo, fue la única persona con la que crecí. Él era todo lo que tenía.

"Pero él me quitó la infancia".

Dio a su hijo en adopación...

En ese entonces Shannon, tenía 39 semanas de embarazo, decidió dar a su hijo en adopción, quería que tuviera una mejor vida, el bebé tenía un año cuando lo entregó. En abril del 2015, sentenciaron a su padre: 

“Tengo miedo. ¿Qué va a evitar que vuelva a lastimarme?

Shannon, cuenta que ha sido muy difícil, incluso intentó quitarse la vida: 

“No lo superarás, pero puedes seguir adelante. Sé que valgo más que eso.

"A veces hay que sacar cosas positivas de una mala situación", concluyó.

Aquí puedes ver más fotos...

TE RECOMENDAMOS