Logo Soy Carmin
Marido le corta las manos por no quedar embarazada. Foto: Facebook/ Hon.SoniaBirdi
Trendy

Su marido le corta las manos como castigo por no darle hijos; él era el infértil

El esposo de Jackline Mwende le hizo pagar caro por no poder embarazarse, pero el infértil era él. 

Por: Ana Izabal

Marido le corta las manos por no quedar embarazada. Foto: Facebook/ Hon.SoniaBirdi

Marido le corta las manos por no quedar embarazada. Foto: Facebook/ Hon.SoniaBirdi

El único error que cometió Jackline Mwende fue el no haberse divorciado de su marido abusador cuando sus familiares y amigos le rogaron hacerlo. Ella, una mujer de Kenia que había estado casada durante cinco años sin poder quedar embarazada, sufrió la furia del hombre que había jurado amarla para toda la vida y que en cambio la castigó cortándole las manos por poder darle hijos, pero el infértil era él. 

 

Su historia comenzó hace siete años, cuando se conocieron y decidieron unirse como pareja. Dos años después llegaría la boda y con ello, de acuerdo a Jackline, un matrimonio normal y lleno de amor. 

Juntos acudían a la iglesia y no había ni signo de posibles maltratos, hasta que decidieron acudir a un especialista para averiguar la razón por la que no habían podido ser padres. La razón era que Stephen Ngila, su esposo,  era infértil  y la única opción que les quedaba era recurrir a un especialista para buscar otras alternativas, pero no ocurrió.

 

En cambio, la vida de Jackline se convirtió en un calvario, en un castigo por un delito que ella no había cometido. Stephen comenzó a beber en exceso y con ello también los maltratos y abusos, provocando la preocupación de los familiares y amigos de Jackline, quienes le rogaron lo dejara. 

No lo hizo, en cambio decidió seguir el consejo del pastor de su parroquia quien le sugirió que "luchara por su matrimonio", hasta una tarde que embriagado y enojado, su marido la atacó con un machete. 

Sus gritos alertaron a los vecinos quienes llamaron a la policía, sin embargo ya era demasiado tarde,  Jackline había perdido las dos manos y presentaba una profunda herida en el rostro y cabeza, que ahora son recordatorios crueles de lo que fueran los peores de su vida. 

El caso de Jackline, sin embargo, no es aislado, pues en Kenia el 45% de las mujeres entre los 15 y 49 años sufren maltratos físicos y sexuales de parte de sus parejas o figuras masculinas presentes en sus vidas, quienes culturalmente han sido enseñados a controlarlas, dominarlas y apaciguarlas.

 

El caso de Jackline no pasó desapercibido y un grupo de apoyo para mujeres víctimas de maltratos, conformado por otras mujeres, le obsequiaron una casa donde pudiese comenzar una vida nueva.

 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS