Logo Soy Carmin
Capitanes del Ejército acusados de matar a compañera con la que fueron a bar. FOTO: AP
Trendy

Capitanes del Ejército acusados de matar a compañera con la que fueron a bar

Brenda Matuz 26 años soñaba con hacer carrera militar, pero su sueño fue coartado el pasado 5 de abril, cuando fue desaparecida y asesinada

Por: Bonita Haro

Capitanes del Ejército acusados de matar a compañera con la que fueron a bar. FOTO: FACEBOOK

Capitanes del Ejército acusados de matar a compañera con la que fueron a bar. FOTO: FACEBOOK

Dos capitanes del Ejército son acusados de matar a compañera con la que fueron a bar. La soldado Brenda Orquídea Matuz Chacón soñaba con hacer carrera militar, pero su ilusión fue apagada junto con su vida el pasado 5 de abril.

José Antonio “N” y Agustín “N”, capitanes del Ejercito Mexicano y compañeros de la víctima, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado como presuntos responsables de la muerte de Brenda Matuz, quien fue hallada muerta, luego de permanecer desaparecida por 48 horas en Chiapas.

Brenda Matuz, de 26 años de edad, había salido a convivir el viernes 5 de abril a un bar de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas con dos compañeros de su mismo rango militar, y dos capitanes, aprovechando su día libre.

Sin embargo, nunca llegó al dormitorio que tenía asignado. Sus padres, que la llamaron insistentemente todo el sábado, fueron a buscarla a la base militar ubicada a la orilla de la presa hidroeléctrica Chicoasén.

Tres de las cuatro personas con las que Brenda Matuz había convivido una noche anterior, informaron a sus padres que la última vez que la vieron estaba con el capitán Agustín “N”, quien es propietario del automóvil Seat Ibiza en el que se trasladaron al bar.

Su padre, Jesús Matuz dijo que la última vez que habló con ella, fue el jueves 4 de abril, en el que ella le comentó que estaría en la comunidad de Emiliano Zapata, en el municipio de Cintalapa, de donde era originaria, para visitar a su abuela que agonizaba, y quien finalmente murió el fin de semana, por lo que su padre la esperó, pero nunca llegó.

A pesar de la desesperación de los padres de la soldada, se dice que el coronel Constantino Ramírez Sánchez intentó obstaculizar en todo momento las investigaciones que ellos mismos hacían entre los compañeros de su hija.

Jesús Matuz amenazó con denunciar los hechos ante los medios de comunicación, y asimismo, interpuso una denuncia penal por la desaparición de su hija, y la negligencia del ejército, que no daba respuestas.

Incluso, la idea del coronel era trasladar a los compañeros de la víctima al cuartel de Rancho Nuevo, más no pudo ser posible, ya que los medios de comunicación publicaron el crimen de Brenda Matuz, y la Fiscalía intervino.

Los militares ahora acusados, y los otros dos soldados, fueron arrestados desde el domingo 7 de abril, en la base militar Chicoasén, luego de que dos días después se encontró el cadáver de Brenda Orquídea Matuz.

Mientras tanto, la FGE recababa pruebas para esclarecer el crimen. Y fue hasta el pasado sábado 13 de abril que el Ejército Mexicano entregó a Agustín “N” y José Antonio “N” a la justicia local.

Los dos capitanes fueron acusados del delito de homicidio calificado, y fueron puestos a disposición del juez Juan Carlos Alfaro Cruz, según la causa penal 139/2009.

En estos momentos, se encuentran detenidos en el penal Número 14 de El Amate, en Cintalapa, en espera de conocer su situación legal.

Ante esto, el padre de Brenda Orquídea, originaria de la comunidad de Emiliano Zapata, municipio de Cintalapa, Jesús Matuz Montesinos, exigió enérgicamente que el crimen de su hija no quede impune.

La joven se había enfilado a las fuerzas armadas apenas hace 8 meses, donde tenía la intención de hacer carrera militar.

"Vivo mi vida como si fuese mi último día", decía su perfil de Facebook. FOTO: SCREENSHOT

Hasta el momento, se desconocen los detalles y las causas del crimen, no obstante, el examen médico legista encontró fractura de cuello.

TE RECOMENDAMOS