Logo Soy Carmin
Madre se prepara para dar a luz mientras su esposo moría en el mismo hospital
Trendy

Madre se prepara para dar a luz mientras su esposo moría en el mismo hospital

Kelsey Ferguson, es una mujer de apenas 31 años que vivió una desgarradora prueba de la vida. Ella y su esposo, Scott, acudieron al hospital para prepararse, pues, su bebé estaba a punto de nacer, pero Scott perdió en la vida antes de verlo. 

Por: Karen Villaseñor

Madre se prepara para dar a luz mientras su esposo moría en el mismo hospital(Foto ilustrativa Unsplash)

Madre se prepara para dar a luz mientras su esposo moría en el mismo hospital | Foto ilustrativa Unsplash

Kelsey Ferguson, es una madre joven de 31 años, que vivió la peor de las experiencias. Pues, pasó de ser viuda a madre en tan solo cuatro días. Ella y su esposo Scott, quien tenía 30 años, estaban ansiosos por la llegada de su pequeño. Sin embargo, la ahora viuda se prepara para dar a luz mientras su esposo moría en el mismo hospital. 

La desgarradora historia tuvo lugar en Lake Minnesota, Kelsey Ferguson, dio a luz a su primer hijo. Sin embargo, el dolor le recorría cada centímetro de su cuerpo. ¿Cómo no recordar a su esposo? Que apenas unos días antes lo había enterrado. Ambos padres tenían miedo, pero porque los médicos habían encontrado una anomalía cardíaca en el pequeño, el miedo a perderlo los inundó, sin saber que el que se iría sería el padre. 

 

Madre se prepara para dar a luz mientras moría su esposo

Kelsey Ferguson y su esposo Scott, se encontraban irónicamante en el hospital, ella se preparaba para ser inducida, cuando inesperadamente él comenzó a toser y escupir sangre, por lo que corrieron a emergencias, así lo informó Mirror.  Ella no sabía que ese día sería el último que lo vería. La madre cuenta que su esposo había estado yendo con los médicos, pero que ellos nunca le dijeron que era algo tan grave.  

El esposo muere de un paro cardíaco 

Lamentablemente, Scott, sufrió un paro cardíaco, ya no se pudo hacer nada. La madre entró en shock, no podía creerlo y se derrumbó, comenzó a vomitar, sentía que la respiración le oprimía el pecho y solo pensaba en que se trataba de una pesadilla. 

"Finalmente, grité: '¿Se ha ido?'".

La madre estaba consternada, se supone que la pareja se preparaba para recibir al pequeño, que por su condición tenía que nacer prematuro. Solo tenía 20 semanas. Sin embargo, su esposo estaba en una cama con tubos por todas partes en terapia intensiva, ahí sufrió el paro cardíaco. 

"Mirando hacia atrás, creo que los otros doctores estaban realmente endulzando su condición y lo grave que era", dijo.

"Realmente no sabía lo enfermo que estaba. Nadie me dijo que podía morir. Nadie dijo que su cuerpo se estaba apagando".

"Consiguieron una silla de ruedas y me llevaron para estar con Scott. Tenía una sábana encima. Se veía terrible. Aquí estaba, inconsciente con tubos y cables por todas partes. Se fue".

La madre le dio el último beso y le dijo lo mucho que ella y el bebé lo amaban, fue tanto el impacto que se desmayó. Los siguientes dos días se convirtieron en un calvario, no sabía ni lo que hacía, estaba fuera de sí. Además, ni siquiera sabía si su hijo iba a sobrevivir. 

Los médicos finalmente inducieron el parto, las contracciones iniciaron pero tristemente los latidos del bebé bajaron y fue necesario practicarle una cesárea. Ahí estaba, Maxley Russell Ferguson, llegó a este mundo con solo 20 semanas. Mientras su hijo estaba en cuidados intensivos neonatales, ella organizó el funeral de su esposo. 

"Diría que mi mundo terminó el día que dejó esta tierra, pero de alguna manera comenzó una nueva vida cuando nuestro hijo nació solo cuatro días después", dijo.

El bebé pasó 99 días en el hospital hasta que pudo ir a casa. Hoy la madre cuenta: 

"Era un esposo increíble y me facilitó la vida. Estaba feliz todos los días con él.

"Hicimos todo juntos y no hay una sola cosa en mi vida que no me recuerde a él".

"Le contaré a Maxley todo sobre su padre y cuánto lo ama.

"Tenemos un largo camino por delante de muchas maneras, pero al final, nos tenemos el uno al otro, y me considero increíblemente afortunado por eso".

Aquí puedes ver más fotos...

 

TE RECOMENDAMOS