Logo Soy Carmin
Esta nota te hará llorar, ancianos japoneses roban para ir a la cárcel, así escapan de la pobreza y la soledad
Trendy

Esta nota te hará llorar, ancianos japoneses roban para ir a la cárcel, así escapan de la pobreza y la soledad

La tercera edad está inundando las calles y las miradas de los ancianos están llenas de tristezas, prefieren ir a la cárcel. 

Por: Karen Villaseñor

Esta nota te hará llorar, ancianos japoneses roban para ir a la cárcel, así escapan de la pobreza y la soledad(Foto Unsplash)

Esta nota te hará llorar, ancianos japoneses roban para ir a la cárcel, así escapan de la pobreza y la soledad | Foto Unsplash

El problema con las personas de la tercera edad, es que todos los días vemos titulares desgarradores, los más jóvenes no quieren batallar y los dejan a su suerte. Esta nota te hará llorar, ancianos japoneses roban para ir a la cárcel, así escapan de la pobreza y la soledad. 

Particularmente, en Japón, la situación es alarmante. Pues, los jóvenes ya no quieren reproducirse y esto hace que hasta el 30 % de la población sean personas de más de 65 años. Sin embargo, las cifras aumentan en todo el mundo. Tal es el caso del Reino Unido, en el que un gran número de personas mayores, confesó que dura meses sin emitir ninguna palabra, pues, no tienen con quién interactuar. 

 

Los expertos, lo llaman la epidemia del momento, la soledad en los mayores es evidente. Pero, ¿qué están haciendo los de tercera edad? Se está repitiendo un fenómeno muy curioso. Los ancianos están cometiendo delitos con un objetivo, no roban porque necesiten el dinero, lo hacen por soledad. 

Así es, 9 de cada 10 ancianos que cometieron delitos, lo hacen para que los metan a la cárcel y tener compañía. Sobre todo, en el caso de las mujeres, mismas que afirman que en la cárcel se sienten cómodas y protegidas. 

Lo preocupante es que las últimas tres décadas, los delitos cometidos por mayores han aumentado hasta un 600 %, según la Agencia Nacional de Policía. Esto quiere decir que al menos 5000 personas presas son ancianos, ¿un 25 % de la población? 

Estar tras las rejas es su deseo, para los ancianos, es la oportunidad de terminar sus últimos años entablando conversaciones, compartiendo celda y escuchando pláticas. Ellos no tienen el sustento para pagar asilos, así que, es lo más parecido a uno. Es tanto su hogar, que al ser liberadas, vuelven a delinquir para volver. 

"Cuando robé la primera vez, tenía 70 años y dinero en la cartera. Me puse a pensar en mi vida y no quería volver a casa. Ahora tengo un sitio adonde ir”, relata una de ellas. 

Los ancianos que no terminan en las calles o la cárcel, se quitan la vida.

 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS