Logo Soy Carmin
Su ex pareja le roció ácido en el rostro y el pecho.
Trendy

Su ex pareja la roció con ácido, un caso más de este tipo en México

La violencia de género no es un mito, es la realidad que muchos se empeñan en esconder aunque las cifras digan otra cosa. 

Por: Karen Villaseñor

Su ex pareja le roció ácido en el rostro y el pecho.(Foto especial Facebook)

Su ex pareja le roció ácido en el rostro y el pecho. | Foto especial Facebook

Sí, México está en crisis, una crisis de la que pocos hablan, porque claro, hay problemáticas más importantes que ponerse a resolver feminicidios. Son miles las voces que callan, que viven un calvario al lado de un hombre que lo único que les da son golpes, gritos y abusos. Ella Esmeralda Millán González, una madre soltera a la que su ex pareja rocío con ácido... un caso más de este tipo en el país.

Fue el pasado 2 diciembre del 2018, cuando la vida de esta mujer cambió. ¿Cuál fue su pecado? Tener una relación con un hombre abusador, que no tuvo piedad cuando la tomó una botella de ácido y se le aventó en la cara.

 

De acuerdo a la Fiscalía General del Estado, en Puebla, el hombre de 28 años, Fidel,  fue detenido por las autoridades. Esmeralda y su madre caminaban por las calles Colmenar y División del Fraccionamiento Misiones de San Francisco, que se encuentra en el municipio de Cuautlancingo.

¨Me atacó mi ex pareja con ácido y así quedé, la verdad necesito varias cirugías. Perdí el ojo, bueno la sensibilidad del ojo, necesito un trasplante de córnea y no tengo los medios para solventar este gasto, no cuento con bastante dinero y aparte tengo dos hijos¨, expresó. 

Cuando inesperadamente Fidel, la sorprendió con el compuesto químico. De hecho, también la madre de Esmeralda, presentó lesiones. El agresor fue detenido y procesado, pero la vida de la víctima ya no es la misma.

Hoy, Esmeralda Millán, pide apoyo a la comunidad. Pues, explica que el proceso no ha sido fácil, el hombre no solo le desfiguró el rostro y el pecho, también acabó con la visión de su ojo derecho. La violencia de género es real. 

Esmeralda es también madre de dos niños ya grandes, ambos asisten a la escuela y le es muy complicado conseguir un trabajo por su apariencia. Eso sin contar que no puede exponerse a los rayos del sol.

 
 
 



 

TE RECOMENDAMOS