Trendy

Queda paralizada después del parto

Se le desencadenó una enfermedad poco frecuente y mortal

Por: Norma Portillo

Queda paralizada después del parto

Queda paralizada después del parto

Holly Gerlach fue incapaz de respirar debido a la enfermedad que la atacó, el sistema inmunológico del cuerpo atacó a su sistema nervioso.

Tras sufrir un colapso en medio de la noche, a los 31 años de edad, fue trasladada a un hospital en Edmonton, Canadá, donde los médicos le dijeron que sufría de síndrome de Gillian-Barre.

Ella había dado a luz mediante cesárea sólo tres semanas antes, en febrero de 2011.

Holly dijo: "Casey es mi única hija y yo había estado tan emocionada de ser madre”.

"En el hospital, todo lo que podía pensar era en ella. La extrañe mucho”.

 

"Pensé que iba a morir, o que incluso si me recuperaba, pensé estaría en una silla de ruedas. Nunca pensé que conseguiría algo mejor".

Cuando comenzó a sentir un cosquilleo en los dedos y debilidad en las piernas, Holly pensó que tenía gripe y fue a ver a su médico de cabecera.

Se le dijo que tenía un nervio pinzado y fue enviada a casa para recuperarse, pero más tarde se derrumbó cuando trató de levantarse para alimentar a su hija recién nacida.

Holly dijo: "Mis piernas cedieron por completo. Yo no tenía fuerza para soportarme”.

"Mi entonces marido me llevó al hospital, no pensé que estaría mucho tiempo ahí”.

"Al entrar en A & E, mis piernas se sentían tan pesadas. Apenas podía moverme ".

Los médicos fueron incapaces de establecer claramente la causa exacta, pero creen que el parto fue el detonante.

 

Ella dijo: "Me dijeron que mi caso era muy grave. Yo estaba con mucho dolor, así que mi memoria es bastante confusa”.

"Sólo recuerdo estar muy asustada y deprimida por estar lejos de Casey, que tenía sólo 20 días de edad”.

Holly era incapaz de respirar por sí misma, y fue internada en cuidados intensivos.

Allí, los médicos realizaron dos tipos diferentes de tratamiento para limpiar la sangre, uno de los cuales casi la mata.

Ella explicó: "Cuando uno de los tubos se insertó para iniciar el tratamiento, rompió una arteria”.

"Me llevaron para cirugía de emergencia, que se llevó a alrededor de cinco horas”.

"Los médicos le dijeron a mi familia que probablemente no pasaría la noche”.

 

"Por suerte, salí adelante, pero me he quedado con una cicatriz que va desde mi pecho hasta la ingle”.

Holly estuvo completamente paralizada durante seis semanas, e incapaz de hablar debido a un tubo en su garganta. Ella se comunicaba por medio de tarjetas.

Casey fue llevada a ver a su madre todos los días y la colocaban sobre el pecho de Holly para que pudiera sentirse cerca de su bebé.

Holly dijo: "Fue muy duro verla y no ser capaz de abrazarla adecuadamente o hablar con ella”.

"Me deprimí. A veces prefería no verla porque no podía ser la madre que necesitaba".

Contra todo pronóstico, los dedos de Holly comenzaron a moverse de nuevo seis semanas después de que ella se paralizó - y poco a poco se hicieron más fuertes y recuperaron el movimiento.

Tuvo que aprender a respirar por sí misma de nuevo, y lo ha descrito como la cosa más difícil que ha hecho nunca.

Con información de Thesun.co.uk e imagen de Torch One time usage images

También te puede interesar:

 

Temas

  • mujer
  • historia
  • parto
  • embarazo
  • enfermedad
  • mortal

Comentarios

Te puede interesar