Logo Soy Carmin
Olmo Cuarón y su fascinante e inspiradora vida de la mano del autismo.FOTO:AP
Trendy

Olmo Cuarón y su fascinante e inspiradora vida de la mano del autismo

Olmo Cuarón es todo un artísta y así es su vida en redes sociales.

Por: Gisselle Acevedo

Olmo Cuarón y su fascinante e inspiradora vida de la mano del autismo.FOTO:AP

Olmo Cuarón y su fascinante e inspiradora vida de la mano del autismo.FOTO:AP

El pasado domingo cientos de memes inundaron las redes sociales, se mofaban de las caras del hijo del cineasta, Alfonso Cuarón, Olmo Teodoro Cuarón, de 13 años sin tener la más mínima idea de que el niño padece autismo. Hoy hablarémos de su fasinante vida y tal vez dejemos en ti un mensaje de respeto y tolerancia.

Dando una vuelta por sus redes sociales nos pudimos percatar que Olmo es amante de Instagram, en él comparte su arte y por lo que se nota, tiene intenciones de hacerla la "competencia" a su padre, pues ya produce sus propios cortos, aunque a él parece gustarle más la animación.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Getting dressed lazy. #lolmomagictrix 4

Una publicación compartida de Olmo C (@olmocuaron) el

En 2008, fue el mismo Cuarón quien reveló a la agencia Notimex que se alejó de los escenarios un año para cuidar a Olmo.

Cuarón reveló esta información cuando relanzó, junto a su hermano Carlos y la actriz Claudia Ramírez, en DVD la película Solo con tu pareja, y comentó que formaba parte de una fundación que ayuda a niños con autismo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

My li'l babies #soqtbabies

Una publicación compartida de O̵͡͠lm͡͏̷ơ̕ ͝C͢ųa̶ŕ̷͠ó̷̀ń (@olmocrn) el

En ese momento, Cuarón aseguró que no se hablaba del autismo. De hecho, uno de cada 150 niños padece de autismo.

"Hay muy poca conciencia acerca del autismo y Autism Speaks logró que el 2 de abril fuera considerado el Día Internacional del Autismo, porque la ONU (Organización de las Naciones Unidas) entiende la seriedad del problema porque sólo se ha dado el caso de que dos enfermedades con como el Sida y la diabetes, fueran consideradas".

¿Cómo supo Cuarón que su hijo Olmo tenía autismo?

"Le detectamos autismo poco después de los dos años y medio. Los médicos oficiales nos decían que si no hablaba a los cinco años viéramos qué pasaba, pero a esa edad ya no podíamos atenderlo como es debido, así que es muy importante que se eduque a los padres para que echen ojo a ciertos síntomas, si los identifican hay una gran probabilidad de rehabilitar a sus niños".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

On the helicopter above the grate wall of China���� #lolmostqяиdrr

Una publicación compartida de O̵͡͠lm͡͏̷ơ̕ ͝C͢ųa̶ŕ̷͠ó̷̀ń (@olmocrn) el

A Olmo se le atendió a tiempo, y gracias a ello, supieron darle las terapias correctas.

Y ya que estamos aquí, por qué no nos interesamos en saber más sobre el autismo

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que ya se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital.

Los síntomas fundamentales del autismo son dos:

• Deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social.
• Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.

Los indicios que pueden ser indicativos del TEA en los niños son:

• En el parvulario y en la escuela, hay falta de interés por los otros niños.
• No comparten intereses (no acostumbran a señalar con el dedo aquello que les llama la atención para compartirlo con los demás).
• Ausencia de juego simbólico (dar de comer a muñecas, hacer cocinitas, jugar a coches como si fueran de verdad, etc.).
• Se establece poco contacto visual y no observan la expresión de la cara del interlocutor cuando juntos están viendo alguna cosa inusual. No acostumbran a realizar la sonrisa social.
• Su lenguaje, si existe, es literal (no entienden las bromas, los chistes, los dobles sentidos ni las metáforas).
• Evitan el contacto físico o les gusta más bien poco. Acostumbran a tener hipersensibilidad táctil, olfativa, gustativa y auditiva. Frecuentemente existe poca sensibilidad al dolor.
• Reaccionan poco ante la voz de sus padres, lo que puede hacer sospechar de un déficit auditivo.
• Presentan intereses inusuales. Además, son repetitivos y no compartidos.
• Pueden mostrar comportamientos extraños, repetitivos y auto estimulantes como el balanceo, el movimiento de aleteo de manos o caminar de puntillas entre otros.
• Los que presentan más nivel intelectual, notan que son diferentes y no entienden qué les pasa. Son la pieza del puzle que no sabe acoplarse ni encajar en el tablero social.

 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS