Trendy

No podía ser mamá así que su hermana le prestó su vientre

Después de 9 abortos Melissa Kayser había perdido toda esperanza de ser mamá, pero entonces su hermana le cambió la vida. 

Ana Izabal
Por Ana Izabal

La historia de estas hermanas es la prueba total de que el amor y la paciencia lo pueden todo. Melissa Keyser es una mujer estadounidense de 33 años, que después de sufrir 9 abortos había perdido toda esperanza de convertirse en mamá.

Durante tres años, ella y su esposo hicieron hasta lo imposible por concebir, recurriendo a todo tipo de tratamientos de fertilidad sin conseguir resultado alguno. Después de su última pérdida, los doctores recomendaron a la pareja considerar un vientre sustituto y conseguir de esta forma, el sueño aparentemente imposible de convertirse en padres. 

También puedes leer: Ella decidió casarse de negro, descubre su motivo

 

Facebook/Melissa Kayser

 

Melissa por su parte no se sentía cómoda con la idea y la decepción le hizo perder toda la motivación que por años se había esforzado por conservar. 

Me sentía devastada porque pensaba que como mujer tendría la capacidad natural de ser mamá y al no poder hacerlo, me sentí realmente derrotada. No estaba segura si estaba emocionalmente preparada para que otra mujer cargara a mi hijo en su vientre.

Fue entonces cuando Lisa, la hermana mayor de Melissa, hizo lo impensable: ofrecer su cuerpo y su amor para dar vida al hijo que con tanto anhelo, su hermana esperaba. Aunque Lisa no tenía hijos ni estaba casada, ya que la maternidad no era su prioridad, no podía soportar que su hermana siguiera sufriendo de aquella manera, no solo emocionalmente, sino también físicamente, pues su cuerpo se encontraba cansado después de nueve embarazos fallidos.

También puedes leer: Lo deja todo por el amor de un hombre más joven

 

Facebook/ Melissa Kayser

 

El procedimiento médico de implantación fue sencillo, pero la espera para conocer los resultados no lo fue tanto. Los doctores advirtieron a las hermanas que no era 100% seguro que la fecundación funcionara, así que mantuvieron sus esperanzas siempre en alto, hasta el día que asistieron a la primera revisión y descubrieron algo INCREÍBLE. 

No solo la prueba de embarazo era positiva, sino que en el vientre de Elisa no había uno, sino DOS hermosos bebés que recibirán el amor incondiconal de su mamá, papá y su valiente tia. 

 

Facebook/Melissa Kayser

 

 

Tengo una conexión muy especial con mis sobrinas y creo que muchas veces esa es la parte atemorizante de ser madre "sustituta", que te vuelves muy apegada.

También puedes leer: Las últimas palabras de una madre a su hijo con cáncer

 

facebook.com/LisaAuten

 

Las pequeñas Ashlynn y Tierney nacieron hace seis semanas y sus cariñosos padres no podrían sentirse más afortunados de tenerlas. La maternidad dio un sentido nuevo a la vida de Melissa y todos los días agradece lo que su hermana mayor hizo por ellos. 

Esto te puede interesar: 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios