Logo Soy Carmin
Foto: Instagram nataliaponcedeleon
Trendy

Mujer que fue atacada con ácido muestra su fortaleza y entereza

Natalia Ponce de León, una mujer feliz y segura de sí misma, su valentía y su tenacidad son sinónimo de esperanza y símbolo de perseverancia.

Por: Itzel Fernández García

Foto: Instagram nataliaponcedeleon

Foto: Instagram nataliaponcedeleon

El 27 de marzo de 2014, la vida de Natalia Ponce de León cambió drásticamente, tenía 33 años de edad y era una empresaria, desafortunadamente se topó con una maniático que se obsesionó con ella y decidió quemar su rostro con ácido. Este atroz hecho ocurrió en Colombia pero fue muy sonado en todo el mundo, porque inclusive en aquel país se promulgó la ‘Ley Natalia’ para endurecer las penas por este tipo de delito. 

 

Les comparto una historia linda de mi vida. En el 2011, estuve parada frente a este muro en la Ciudad de Oaxaca, un lugar poderoso cuyas raíces son mucho más fuertes y resistentes de lo que se puede ver. Un espacio que nos recuerda que es más importante sentir, que las ganas de poseer. Un lugar donde el alma crece, donde el color de sus calles son tal deleite que hasta ganas te dan de comer lo que nunca has probado. La ciudad donde el color no tiene fin. En el 2018, después de 7 años, este muro me recibe con el mismo amor y la misma fuerza para mostrarles que la mía, ha sido una vida muy linda, un renacer poderoso, donde lo físico queda a un lado, donde lo que no te gusta lo expresas, donde te sientes feliz, y lo más especial donde la energía te sienta bien chingón!  ���� Donde sientas y respires VIDA, esto es OAXACA de mi corazón. I want to share a beautiful story of my life. In 2011 I stood before this colorful wall in the City of Oaxaca, a powerful place whose strong roots ground and spread further than the eyes can see or the mind can imagine. A city that reminds us that being present and sensitive is much more powerful than anything you can buy or own. Here is a space where the soul expands, where streets are so vivid and colorful that you feel inspired to taste the unthinkable food. This is the city where color is everything but limited. In 2018, after 7 years, this same wall takes me in with all its love and strength, just to give me the opportunity to reaffirm that my life has been beautiful. Here I am reminded that my rebirth has been more powerful than I ever conceived it, that everything material is unimportant, that if you have an urge to speak, so should you do it. That you can be happy, and more importantly, that pure energy makes you feels "bien chingón!". Where ever you are, breathe life in! This is Oaxaca, my love!

Una publicación compartida de Natalia Ponce De Leòn (@nataliaponcedeleon) el

Y es que las cifras de ese tipo de ataques son alarmantes, de acuerdo con la Fiscalía de Colombia, más de 100 personas al año han sufrido ataques con ácido, y entre el 60 y 75 por ciento de esas agresiones han sido contra las mujeres. 

Justo cuando promulgaron la Ley en el 2016, por primera vez Natalia Ponce mostró su rostro, luego de que un hombre le arrojó ácido y este químico alcanzó dos terceras partes de su cuerpo. 

"Logramos que se pasara una ley, anteriormente los ataques con ácido en Colombia estaban catalogados como una lesión personal, un simple robo, un simple atraco, cuando esto no es una lesión personal, siempre lo he dicho, esto es una muerte en vida, porque el victimario no busca matarla a uno, sino destruirla en vida para que nadie más lo vuelva a mirar”, mencionó en una entrevista, Natalia Ponce de León.

Su historia

Natalia Ponce estudio comunicación en Bogotá, y a sus 20 años trabajó como modelo de publicidad, se mudó a Reino Unido y justo cuando decidió regresar a Colombia para hacerse cargo del negocio familiar de confecciones, su antiguo vecino le siguió la pista y acudió al lugar donde ella vivía. 

En la recepción del edificio dijo que era su exnovio y justo cuando Natalia Ponce bajó para recibirlo, él la atacó con ácido. 

 

Colorful Nottinghill London.

Una publicación compartida de Natalia Ponce De Leòn (@nataliaponcedeleon) el

El ácido prácticamente la dejó sin rostro, y afectó otras áreas de su cuerpo como abdomen, brazos, piernas y llegó a crear afectaciones en vías respiratorias debido a que inevitablemente ingirió un poco de la sustancia química. 

La recuperación no fue nada sencilla, porque necesitó de varias cirugías y estuvo internada por mucho tiempo, incluso en una entrevista que ella dio mencionó que cuando pasó eso, solo sintió como agua y no recuerda ni el olor del químico ni nada, solo tiene presente que comenzó a ver que su ropa se deshacía al mismo tiempo que sentía ardor en su piel y ese mismo aumentaba y aumentaba. 

Tuvo que someterse a varias cirugías, pero su principal temor era quedar ciega, la luz le molestaba tanto que no podía cerrar los ojos porque no tenía párpados y para reconstruirlos tuvo que realizarse alrededor de cuatro cirugías. 

 

Mis amigas del alma#amigasporsiemore#lasamo@linuparra @alexandrarf

Una publicación compartida de Natalia Ponce De Leòn (@nataliaponcedeleon) el

Enfrentarse a su nuevo rostro fue algo que le causó mucho miedo, pues para ella verse así era como ver a un monstruo, porque no era ella, incluso la depresión y las ganas por ya no existir se hicieron presentes varias veces. 

Sin embargo, un día reflexionó y se dio cuenta que tenía vida, que su rostro ya no era el de antes pero que afortunadamente se había podido hacer algo para que ella siguiera con vida y tomó esa experiencia para salir adelante y luchar para exigir justicia no solo por ella, sino por todas las mujeres que viven este tipo de violencia. 

Así que decidió que había vuelto a nacer y que lo haría con mayor fortaleza, actualmente lleva 35 cirugías reconstructivas porque su cara fue quemada prácticamente en su totalidad. 

Hablar de Natalia Ponce de León, es hablar de un ejemplo de vida, de lucha, de tenacidad y de justicia, pues es una mujer inspiradora que no se ha dejado caer y que justo en esos momentos cuando siente que ya no puede más, descansa para hacer una pausa y tomar mayor impulso, incluso ella lideró un movimiento de defensa de las víctimas que han sufrido algún ataque con sustancias químicas y creó una fundación que las orienta y apoya para seguir adelante. 

 

❤️����

Una publicación compartida de Natalia Ponce De Leòn (@nataliaponcedeleon) el

Finalmente, Natalia ya no tiene miedo a contar su historia y mucho menos a mostrar su rostro, porque sabe que la belleza de una mujer no radica en lo físico sino en su corazón, porque ese hombre pudo borrar su rostro pero jamás sus sueños porque ese acto de odio no pudo más que ella, y este mes contamos su historia de mujer que es completamente feliz y que en medio de la desgracia pudo encontrar a esa gran mujer que lleva dentro.

 

Imposible explicar la dimensión de la belleza y grandeza de la madre tierra en una foto.

Una publicación compartida de Natalia Ponce De Leòn (@nataliaponcedeleon) el

Temas

  • Mujer inspiradora
  • Natalia Ponce de León
  • Ley Natalia
  • atacan a mujer con ácido
  • sustancias químicas
  • tenacidad
  • valentía
  • Colombia
  • Penas por ataques de ácido

Comentarios

TE RECOMENDAMOS