Trendy

Mujer pierde su trabajo por no usar tacones

Los casos de discriminación en las empresas son numerosos

Por: Ana Izabal

www.plantillascoimbra.com

www.plantillascoimbra.com

 

El tiempo transcurre y las culturas se modifican; en la actualidad, el número de mujeres que deciden salir a la calle para buscar un lugar en el competitivo mundo laboral se incrementa con una velocidad impresionante. Pero esta búsqueda que se nutre de sueños de superación y se impulsa por la necesidad de sobrevivir dentro de esta máquina imparable que llamamos mundo, todavía encuentra obstáculos que son difíciles de creer.

En pleno siglo XXI y en una sociedad regida por hombres, la mujer todavía lucha contra el desdeño, el sexismo y la discriminación, aún en las formas más absurdas. Tal es el caso de Nicola Thorp, una recepcionista londinense de la firma PwC que fue obligada a abandonar su puesto de trabajo por no usar zapatos de tacón. 

Sancionada por incumplimiento de las normas de vestimenta de la empresa, la joven de 27 años que llevó su caso hasta las autoridades, denunció la poca flexibilidad de la compañía que la empleó, ante su solicitud de usar zapatos planos como el resto de sus colaboradores masculinos, ya que debía cumplir con su jornada de trabajo completamente de pie y acompañando a los clientes desde la recepción del edificio hasta los despachos. 

 

cdn.images.express.co.uk

 

 

Frustrada por las negativas recibidas, Thorp lanzó una petición pública dirigida al Parlamento Británico, en la que se pide una prohibición legal del uso obligatorio de tacones en las empresas, alcanzado un total de 11.000 firmas hasta el momento. Por otro lado, la compañía defendió su postura argumentando que el uso de tacones forma parte de las "pautas de apariencia necesarias para que los trabajadores tengan una buena presencia y den al cliente una buena imagen de marca".

 

 

Este hecho dio inicio a todo un movimiento que cuestiona las normas de vestimenta en el ambiente profesional y pone en tela de juicio el verdadero impacto que tiene el uso de determinadas prendas de vestir en las tareas desempeñadas por un trabajador.

 

No tengo un problema con la compañía necesariamente. Con lo que tengo un problema es con el hecho de que PERMITAN prácticas dañinas contra las mujeres en el trabajo.

 

Así declaró Thorp en una entrevista con ITV News en Londres

 

¿Un objeto de la moda realmente afecta el desempeño de una empleado en su lugar de trabajo? 

Algo es seguro, la lucha por la equidad de género en los espacios laborales aún tiene un largo camino que recorrer. 

 

También te puede interesar:

 

Temas

  • Trendy
  • mujeres
  • discriminación

Comentarios

Te puede interesar