Logo Soy Carmin
Mujer pierde al amor de su vida; se somete a tratamiento y da a luz al bebé de su esposo fallecido
Trendy

Mujer pierde al amor de su vida; se somete a tratamiento y da a luz al bebé de su esposo fallecido

Sarah Shellenberger de 40 años de edad logró embarazarse mediante el tratamiento de fertilización in vitro y tuvo a su bebé 14 meses después del fallecimiento de su esposo
 

Por: Marisela Salazar

Mujer pierde al amor de su vida; se somete a tratamiento y da a luz al bebé de su esposo fallecido(Especial: Instagram)

Mujer pierde al amor de su vida; se somete a tratamiento y da a luz al bebé de su esposo fallecido | Especial: Instagram

La historia de una mujer que logró embarazarse y dar a luz a un bebé de su esposo fallecido le ha dado la vuelta al mundo. Sarah Shellenberger de 40 años de edad, logró embarazarse mediante el tratamiento de fertilización in vitro y tuvo a su bebé 14 meses después del fallecimiento de su esposo.

Sarah Shellenberger y su esposo Scott se casaron en 2018 y vivían en Oklahoma, Estados Unidos. Decidieron tener tres hijos, sin embargo, después de varios intentos, no lograron el anhelado embarazo. Fue entonces, cuando ambos acordaron someterse a una fertilización in vitro para cumplir su sueño de convertirse en padres.

De acuerdo con medios locales, Scott, profesor universitario de ciencias, perdió la vida a consecuencia de un infarto mientras impartía sus clases en febrero del 2020. Sarah Shellenberger acudió a un segundo tratamiento a la clínica de fertilización en Barbados y fue durante su regreso, mientras hacía una escala, cuando se enteró que su marido había fallecido.

 

“Cuando aterricé en Toronto y finalmente me conecté al wifi, mi teléfono se estaba volviendo loco. Llamé a su mamá y ella me dijo que había tenido un infarto y que lo habían trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos y que no había recuperado el conocimiento. Estaba molesta y preocupada, pero realmente no pensé que iba a morir. Era tan sano, en forma y joven”, expresó.

El repentino fallecimiento de su esposo Scott de 41 años de edad le destrozó el corazón, pero no truncó sus planes convertirse en madre y traer al mundo a un bebé del gran amor de su vida mediante un tratamiento de reproducción asistida de alta complejidad.

“A nuestros ojos, tenemos estos dos embriones que ya están creados y son nuestros hijos. Para mí, no había otra opción. Son nuestros hijos. Tuve que tratar de quedar embarazada y traer a nuestros hijos a este mundo”, declaró.

Seis meses después del lamentable fallecimiento de su esposo, Sarah Shellenberger finalmente logró quedar embarazada y decidió nombrar a su hijo Hayes, tal como lo había acordado previamente con su amado esposo.

En varias entrevistas, Sarah Shellenberger declaró que su esposo habría estado de acuerdo con su embarazo ya que al someterse al tratamiento de fertilización in vitro ambos acordaron que cualquier cónyuge podría hacer lo que quisiera con los embriones congelados.

Sarah Shellenberger compartió con la prensa que logró quedar embarazada seis meses después del fallecimiento de su esposo y que dio a luz a su bebé el 3 de mayo del 2020. Mencionó que el nacimiento de su bebé fue un momento agridulce porque a pesar de su genuina alegría, le resultaba doloroso experimentar ese anhelo sin su esposo.

"Es agridulce porque sé que Scott hubiera estado enamorado de él y es difícil experimentar estas cosas sin él. Veo absolutamente a mi esposo en el bebé", dijo.

Sarah Shellenberger decidió compartir el proceso de su embarazo a través de sus cuentas oficiales. Su historia provocó gran asombro entre los usuarios de redes sociales y rápidamente recibió miles de mensajes y muestras de cariño de personas de todos los rincones del mundo.

"Me conmovió tanto que extraños siguieran mi historia: gente de Italia, Francia, Sudamérica y Canadá rezaban por mí y por mi embrión. Me sentí tan apoyada", recalcó.

Sarah Shellenberger está enamorada de su hijo Hayes de dos meses de edad, quien le recuerda cada día al hombre que fue el gran amor de su vida. Y ha declarado que espera pronto embarazarse con el segundo embrión congelado de su esposo fallecido para dar a luz a su segundo bebé.