Trendy

"Malas noticias: estoy muerta"

Carta de despedida de una madre que te hará reír y llorar

Por: Norma Portillo

Heather y su hija   (Foto: Facebook)

Heather y su hija (Foto: Facebook)

A sus 36 años, Heather McManamy recibió una terrible noticia, se le diagnosticó cáncer de mama.
La noticia le cayó como un balde de agua fría, ya que los médicos prácticamente le dieron los Santos óleos al decirle que nada se podía hacer y que le quedaban seis meses de vida.


Aunque Heather se encontraba desvastada, su mayor preocupación era su hija de cuatro años y utilizó sus últimos días para redactarle una carta en la que le habla de las etapas de la vida por las que habrá que pasar, las cuales serán lamentablemente sola porque ella ya no la podrá acompañar. Heather pidió a su marido Jeff McManamy publicara la nota.

 

“Bueno, pues… tengo buenas y malas noticias. La mala noticia es, parece ser, que estoy muerta. La buena es que, si estás leyendo esto, tú no lo estás (a menos que tengan wifi en el más allá). Sí, es una mierda. No hay palabras para describir lo mierda que es. Pero estoy tan, tan, contenta de haber vivido una vida llena de amor, alegría y maravillosos amigos. Soy afortunada de poder decir sinceramente que no me arrepiento de nada y que empleé toda mi energía para vivir al máximo. Los quiero a todos y  les doy las gracias por esta maravillosa vida.

 

Sea cual sea la religión que te haga feliz, me alegro de que la tengas. Sin embargo, respeta el hecho de que nosotros no seamos religiosos. Por favor, por favor, no le digas a Brianna que estoy en el cielo. Para ella, eso significaría que quise irme a otro lugar y la abandoné.

 

La verdad es que hice todo lo que pude por quedarme aquí con ella, porque no hay ningún sitio, NINGUNO, donde quiera estar que no sea con ella y Jeff. Por favor, no la confundas y dejes que piense por un segundo que esto no es verdad. Porque no estoy en el cielo. Estoy aquí. Pero ya no estoy en ese cuerpo que se rebeló contra mí. Mi energía, mi amor, mi risa, esos increíbles recuerdos, todo esto está aquí contigo.

 

Por favor, no pienses en mí con pena o tristeza. Sonríe sabiendo que lo pasamos GENIAL juntos y que el tiempo que pasamos fue MARAVILLOSO.  Odio hacer que la gente esté triste. Lo que más me gusta en el mundo es hacer reír y sonreír a la gente, así que por favor, en lugar de mortificarte pensando en mi trágico final, ríe con nuestros recuerdos y lo bien que lo pasamos”.

Con imágenes e información de Facebook

También te puede interesar:

 

Temas

  • mujer
  • historia
  • madre
  • hija
  • carta
  • cáncer

Comentarios

Te puede interesar