Trendy

La periodista que se suicidó en directo

Christine Chubbuck quiso levantar el rating y la existencia (o no) de la grabación de aquella emisión era pura suposición... hasta ahora.

Por: Norma Portillo

Foto: YouTube

Foto: YouTube

La mañana del 15 de julio de 1974 una imagen perturbadora despertó a los habitantes de Sarasota, Florida. Y es que la reportera de 29 años, Christine Chubbuck comentó en vivo “Para continuar con las políticas del canal 40 de traerles lo último en sangre y sesos verán otra primicia: Un intento de suicidio”.

Dicho esto se disparó con un revolver detrás de la oreja y falleció horas después en el hospital.

 

 

Cuarenta años después el perfil sicológico de Chubbuck es protagonizado por la actriz inglesa Rebecca Hall en la película Christine y el documental Kate Plays Christine.

Christine Chubbuck lideraba un programa de televisión que se transmitía los domingos en lo que es hoy WWSB/canal 7. Sus compañeros la describieron como “talentosa y entusiasta”. Un poco antes de su muerte había sido nombrada directora de asuntos públicos de la compañía.

El periodista Rob Smith señaló que Chubbuck ocho días antes había comprado un revolver y que cuando le preguntó para qué lo quería, ella contestó "He pensado en traerla al programa y volarme los sesos en directo".

"Era una chica problemática, pero también era muy joven. Todos éramos jóvenes", dijo su antiguo colega Steve Newman.

 

Actriz Rebecca Hall interpretando a la Chubbuck

 

La periodista estructuró el programa, incluido el momento del suicidio, y escribió el reporte que se daría en el noticiero sobre su "rápido traslado al hospital, donde permanecería "bajo un crítico estado de salud".

La madre de Chubbuck comentó que ella padecía de severos períodos de depresión a lo que Steven Newman comentó: "Ella pudo haber tenido una enfermedad mental, pero ¿por qué tuvo que hacerlo así? Asustó a niños y familias que veían la tele en ese momento".

Su familia quiso dejar en paz su memoria pero la muerte de Chubbuck continúo reviviéndose, la reconocida reportera de The Washington Post, Sally Quinn, escribió un largo perfil después de su muerte y la película ganadora del Oscar Network (1976) se basó en su historia.

 

 

Ahora la película Christine y del documental Kate Plays Christine ha vuelto a despertar el interés de la presentadora de televisión. Los dos proyectos coinciden en que es pertinente seguir contando lo que sucedió.

Debido a que "el concepto de publicar sensacionalismo empezó en la década de los 70, y Christine fue una manifestación de ese problema en aquella época", señaló Antonio Campos al Instituto Sundance.

Otros medios comentarón que Chubbuck estaba molesta por el viraje editorial del canal, que insistía en mostrar imágenes fuertes o violentas para subir los niveles de audiencia.

 

Escenas de la película

 

El crítico de cine de la revista especializada Variety Peter Debruge comentó al respecto: "La escena del suicidio en Christine es la tercera antes del final del filme, y está elaborada de una forma muy sutil, desde el punto de vista del equipo técnico que vio el evento en directo desde la cabina de control".

"Han realizado, a partir de la información limitada que hay sobre ella, un retrato sincero y convincente de una mujer ambiciosa, con problemas físicos y emocionales".

¨Por otro lado, el documental, "tiene muy poco de su vida", y habla de la dificultad de una actriz en interpretar a una mujer compleja, añadió Debruge.

Este es el trailer de la película más galardonada:

 

 

Sobre el video original en su momento había mucha polemica, la cadena de televisión afirmaba no tener en sus archivos la copia y si recordamos hace 42 años, la tecnologia no estaba a la vanguardi impidiendo que cualquier televidente pudiera grabar.

Se sabe que la familia de Christine conservaba el máster (la grabación original del programa), que le fue entregada por el sheriff de Sarasota por orden judicial. Pero, tal y como declaró Greg a la revista People el pasado enero, después del fallecimiento de su madre, que era la encargada de custodiarla, nadie sabe del paradero de la grabación que conservaba la familia.

Sin embargo Kate plays Christine aportó un nuevo giro a los acontecimientos: un trabajador de la cadena afirmó que Robert Nelson, director de la WXLT, conservó una copia, que quedó en custodia de la mujer de Nelson, Mollie, tras la muerte de este.

Ahora, en un recontragiro, Vulture ha podido confirmar la existencia de esta última copia. Mollie Nelson, tras hacerse eco de la cobertura que el medio neoyorquino realizó en enero sobre el caso, ha llamado sus oficinas para confirmar que esa grabación sí está en su poder. Tras el estreno de Kate plays Christine muchos medios de comunicación trataron de ponerse en contacto con ella, así que decidió entregar la cinta a un despacho de abogados, cuyo nombre no ha revelado, para que la custodiara.

 

Esto te puede interesar:

Temas

  • mujer
  • historia
  • televisión
  • raiting
  • suicidio

Comentarios

Te puede interesar