Trendy

La medallista olímpica que vivió una infancia trágica

Simone Biles, del equipo de gimnasia de los Estados Unidos, ha sorprendido al mundo con su talento y conmovedora historia. 

Por: Ana Izabal

cloudfront.net

cloudfront.net

Dejó al mundo impresionado con su habilidad y fortaleza en los aparatos de gimnasia y tras mucho esfuerzo y dedicación, pudo ganar 2 medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Río

Al ser parte del mejor equipo de la disciplina, Simone Bale ya es considerada realeza olímpica con tan solo 19 años. Su técnica perfecta y la fortaleza con las que enfrenta cada prueba, la llevó a ocupar el primer lugar en dos ocasiones, una junto al equipo de los Estados Unidos y otra de manera individual. 

Facebook

 

indianexpress.com

 

Pero mientras los expertos del deporte se quitan el sombrero ante su impresionante desempeño, otros han prestado atención a Simone, la chica, esa que logró superar una infancia difícil dentro de un núcleo familiar tóxico, para poder llegar a convertirse el día de hoy, en el modelo a seguir de muchas pequeñitas. 

Simone vivió con sus padres biológicos y sus dos hermanos pequeños, hasta que la adicción a las drogas de su padre y madre, obligaron a su abuelo a sacarla de su hogar. 

Roland Biles, quien vivía con su segunda esposa en el momento, acogió a sus nietos y no dejó que nada ni nadie los lastimara. 

Instagram

 

Después, a los 6 años, Simone iniciaba su carrera como gimnasta en Texas, dejando todo su talento, pasión y empeño en los aparatos, hasta llegar a convertirse en un elemento primordial dentro del equipo olímpico de los Estados Unidos. 

Pero además de sus dos medallas de oro, su amplia sonrisa y su gran simpatía han logrado brillar con mayor fuerza y encanto. 

 

Instagram

 

Por otro lado, su madre Shanon Biles, quien ahora tiene 44 años, ha declarado a los medios de comunicación su actual estado de sobriedad y aunque no vive con sus hijos, sí mantiene contacto con Simone a través de llamadas telefónicas. 

Cuando era más pequeña me preguntaba qué habría sido de mi vida si no hubiese pasado nada de esto. A veces todavía me pregunto si mi madre biológica se arrepiente y querría haber hecho las cosas de manera diferente, pero evito plantearme estas preguntas porque no las tengo que responder yo.

Así es como esta chica de 19 años y actual campeona olímpica está robando el corazón de todos con su conmovedora historia, demostrando que sin importar las dificultades del pasado, siempre se pueden cumplir los sueños.

Esto puede gustarte: 

 

 

 

Temas

  • Trendy
  • Mujeres
  • Gimnasia
  • Gimnasta
  • Olimpiadas

Comentarios

Te puede interesar