Logo Soy Carmin
La culpa es de los agresores porque no conocen el miedo, ni valoran la vida de una niña o una mujer.
Trendy

La culpa es de los agresores porque no conocen el miedo, ni valoran la vida de una niña o una mujer 

Las historias de Debanhi Escobar, Ingrid Escamilla, Marisela Escobedo y miles más nos duelen hasta el alma, pero antes de señalar como culpables al gobierno y a las víctimas, empecemos por lo principal: sus agresores

Por: Brenda Colón

La culpa es de los agresores porque no conocen el miedo, ni valoran la vida de una niña o una mujer .(Especial, Edith Ladrillero)

La culpa es de los agresores porque no conocen el miedo, ni valoran la vida de una niña o una mujer . | Especial, Edith Ladrillero

La culpa es de los agresores porque no conocen el miedo, ni valoran la vida de una niña o una mujer. Así de simple. Historias como las de Debanhi Escobar, Ingrid Escamilla, Marisela Escobedo y miles más nos duelen hasta el alma, pero antes de señalar como culpables al gobierno y a las víctimas, empecemos por lo principal, los que cometieron esos crímenes tan espantosos y que demuestran la crisis de valores que atraviesa nuestro país.

No tiene que ser 8 de marzo para que las mujeres salgan a la calle a exigir que se respeten sus derechos, a exigir que puedan tener una vida sin miedo a que alguien las desaparezca, a exigir que puedan salir de casa con la seguridad de que van a volver. 

Leer más: Debanhi lamento tanto que confiaras en mujeres que no saben ser amigas

Tras la historia de Debanhi Escobar, de las chicas que encontraron mientras la buscaban, unas con vida y otras en el cielo, las redes sociales se han inundado de mensajes pidiendo justicia para ella y miles más. No se trata de un estado que está acabando con sus mujeres sino de un país que se ha convertido en una fosa común. A muchas podemos llamarlas por su nombre pero a otras no ¿y de quién es la culpa?

No nos engañemos, no es como andaban vestidas, no es dónde estaban, no es que ellas los provocaron, la culpa es de los agresores que no conocen el miedo y no respetan la vida de mujeres y niñas porque le dan rienda suelta a sus impulsos y saben que es muy difícil que pase algo.

Esos agresores no piensan en las familias que destruyen, no piensan en que ese acto arruina aún más su vida, son seres que piensan en el ahora, seres a los que les enseñaron que las mujeres son para hacer lo que ellos quieran, seres a los que les enseñaron que siempre había alguien más que pagaría las consecuencias de sus actos, seres a los que sus propias familias les ayudaron a escapar de la justicia cuando debieron ser los primeros en denunciar y exhibir. 

El problema no es lo que hicieron ahora, es todo lo que se les permitió hacer antes, todas esas veces que tuvieron una culpa y les dijeron que no se preocuparan que no era para tanto, la veces que aprendieron que con dinero se arreglan las cosas, las veces que nadie les puso un alto, las veces que les justificaron arranques y berrinches. 

La culpa es de las propias autoridades que no saben dar seguimiento a una denuncia, que cuando una mujer se atreve a hablar la hacen sentir culpable, le piden que tenga compasión del agresor si es alguien cercano, les piden que no les arruinen la vida con “esas cosas”, ¿y ellas? ¿y lo que ya les arruinaron? Eso también cuenta. 

Un hombre sale a la calle, puede tener miedo de que le asalten pero tiene la seguridad de que volverá a casa, una mujer no tiene ese privilegio. No, no son papás que no cuidan a sus hijas, no son amigas que abandonan, son agresores que no saben detenerse.

Ojalá el gobierno escuchara, ojalá anunciaran medidas más estrictas para los agresores de las mujeres y niñas, ojalá los papás y mamás tuviéramos tiempo de estar con nuestros hijos para que no sean víctimas ni victimarios, para que sepan reconocer y salir de relaciones tóxicas, ojalá todos los papás y mamás educáramos a nuestras hijas para que sepan cuidarse y a nuestros hijos para que acepten un “no” sin perder la cabeza, para que sepan controlar sus deseos y sus impulsos, para que respeten lo ajeno, ojalá educáramos para ser responsables, ojalá educáramos para crear un país sin miedo

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Brenda Colón

Brenda Colón

Redactora Web

Estudié la Licenciatura de Comunicación en UABC Tijuana, además cuento con una Maestría en Mercadotecnia y Medios Digitales por parte de UNID. Antes de llegar al maravilloso equipo de Soy Carmín, fungí como Community Manager de diversas empresas en Tijuana y jefa de redacción en diversos medios. Actualmente me apasionan temas como la maternidad, crianza infantil, las series de televisión, las películas y las novelas, además de las celebridades también me encanta escribir sobre pareja, inteligencia emocional, amor propio, vestidos, maquillaje, realeza, estudios curiosos, remedios caseros y salud, además de noticias de interés general.

Ver más

Comentarios