Logo Soy Carmin
El
Trendy

El "misero" regalo que la reina Isabel da a sus empleados por Navidad

La monarca tiene una fortuna de alrededor de 500 millones de euros, y les dio esto. 

Por: Gisselle Acevedo

El

El "misero" regalo que la reina Isabel da a sus empleados por Navidad

Si creías que la empresa en la que trabajas solo te dio un pequeño bono para superar las fiestas decembrina, y no es suficiente, es momento de que lo valores, hubo a quien de plano les fue para llorar. Hablo de los 1.500 empleados de la Reina Isabel.

Resulta que la monarca, cuya fortuna está valuada en unos 500 millones de euros y con propiedades de valor -literalmente- incalculable, como cada año organizó la fiesta en honor a sus trabajadores. 

¿Qué puede regalar a su personal de servicio, funcionarios y todos aquellos que la rodean en su día a día una de las mujeres más poderosas del mundo? Si tenemos en cuenta que Isabel II tiene fama de ser MUY ahorradora no nos debería extrañar que ese obsequio de Navidad venga de Tesco, una cadena de supermercados británica que podríamos comparar con Sams.

Isabel II detesta derrochar así que sus empleados, un año más, han recibido un tradicional pudding navideño, un dulce muy típico en el Reino Unido. Eso sí, para darle un toque un poco más festivo los bollitos los han adquirido en la línea premium de estos supermercados, siendo Tesco’s Finest Matured Christmas Pudding la elección.

Todo muy frugal, tradicional, británico y... sí, suena 100% Elizabeth. Quienes hayan visto la serie The Crown se habrán dado cuenta del carácter austero (obviando, de nuevo, su fortuna personal o el hecho de que vive solo en palacios) de la Reina. En un episodio de la segunda temporada se revela que el televisor que tenía en su residencia de Balmoral a finales de los 50 era alquilado. Una pequeña muestra de lo poco que le gusta derrochar a la soberana.

Eso sí, aquellos que llevan trabajando para Isabel II ya un buen número de años se les obsequia, además, con un vale para gastar... en Tesco. Sí, la Reina premia también la fidelidad, aunque a su manera. 

Hubo Navidades peores

Según la revista Hola en 2010 nadie se salva del tijeretazo en tiempos de crisis. Ni siquiera las tradiciones reales más apreciadas, como es el caso de la fiesta de Navidad de los empleados de la reina Isabel. La soberana inglesa en ese año decidió cancelar este evento con el que obsequia cada dos años en el palacio de Buckingham a sus trabajadores, debido a la "difícil situación económica" a la que se enfrentaba en aquel entonces Reino Unido, según ha informado un portavoz de la Casa Real inglesa.

Este año no corrió el champán, ni desfilarán los canapés, ni la Reina se apuntó un baile con algunos de sus empleados del Palacio de Buckingham, de Clarence House, del Castillo de Windsor o de sus fincas privadas, como suele ser habitual en esta tradicional fiesta navideña en honor a su personal.

Aquel 2010 los trabajadores reales y sus acompañantes se quedaron sin fiestón y reinó la moderación como medida de recorte de gastos:

"La Reina es muy consciente de las difíciles circunstancias económicas a las que se enfrenta el país y se ha decidido que es apropiado que la Casa Real muestre contención, y por tanto no celebre la fiesta este año”.

 

Temas

  • La realeza
  • Reina Isabel
  • Fiesta de Navidad empleados de la reina Isabel
  • Navidad
  • regalo de Navidad

Comentarios