Logo Soy Carmin
Trendy

"Decidí no rendirme": mujer trabajó de albañil para pagar su carrera de abogada

Magali Giménez Bogarin trabajó como ayudante de albañil junto a su padre para poder solventar su Licenciatura en Derecho, realizando mezclas y levantando paredes cumplió su anhelado sueño: convertirse en abogada
 

Por: Marisela Salazar

"Decidí no rendirme": mujer trabajó de albañil para pagar su carrera de abogada | Especial: Facebook

La historia de Magali Giménez Bogarin es inspiradora y ha conmovido al mundo entero. Trabajó como ayudante de albañil junto a su padre para poder solventar su Licenciatura en Derecho. Realizando mezclas y levantando paredes cumplió su sueño: convertirse en abogada.

La protagonista de esta esperanzadora historia es una joven de San Estanislao, Paraguay, que al compartir su testimonio de vida a través de sus redes sociales se convirtió en un ejemplo de superación y perseverancia en la lucha de aquello que se anhela con todo el corazón.

La joven paraguaya de 24 años de edad narró que hoy contempla con orgullo su anhelado título universitario en la sala de su humilde hogar, pero detrás de su gran logro hay una inspiradora historia de sacrificio, dedicación, esfuerzo y perseverancia. 

"Hoy solo tengo gratitud con mi familia y con todas esas personas  que se convirtieron en angeles en mi vida para que hoy pueda ser oficialmente una abogada", expresó.

Magali Giménez Bogarin relató que como muchos otros jóvenes humildes soñó con prepararse para poder brindarle a su familia un futuro mejor y decidió estudiar la Licenciatura en Derecho en la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

Seguir leyendo: Abuelita de 101 años busca trabajo para no depender de nadie

"Muchos no saben esta parte de la historia pero hace 6 años atrás esto parecía algo inalcansable, mucha gente incluso llego a decirme que no iba a poder concretarlo. A pesar de eso y como muchos jóvenes, decidí no rendirme y ser perseverante", publicó.

Recordó que cuando iniciaba su carrera universitaria, no tenía la solvencia suficiente para pagar la primera cuota de la matrícula y fue entonces cuando decidió trabajar como albañil junto a su padre durante extenuantes jornadas para poder costear sus estudios. 

"Todavía viene a mi memoria aquél día en que tenía que pagar la primera cuota de mi matrícula y no sabíamos como íbamos a lograr pagar esa suma", detalló.

Seguir leyendo: Abuelito se gradúa como ingeniero a los 84 años

Su padre empezó a buscar más obras con la ilusión de ayudarle a su hija a cumplir su sueño, dejó de contratar a ayudantes para que la joven estudiante y sus hermanos cubrieran esa función y así acompletar el recurso necesario para la cuota de la matrícula.

"Como mi papá  es albañil decidimos que para poder alcanzar esa suma, él no iba a meter ayudante y yo decidí  ayudarle en aquella obra. Mis hermanitos y yo decidimos trabajar arduamente varios meses  para poder pagar aquella matrícula", explicó.

Magali Giménez Bogarin trabajó como ayudante albañil durante varios meses para solventar su carrera universitaria y ahora es una flamante abogada. Se convirtió en Licenciada en Derecho y juró ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) demostrando que es posible cumplir los anhelos del corazón.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Marisela Salazar

Soy licenciada en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de Occidente, unidad Los Mochis, Sinaloa. Reportera y conductora de TV Azteca Sinaloa. Reportera y conductora de streaming de El Debate de Los Mochis. Me he dedicado a contar historias. Relatar grandezas para inspirar. Narrar dolores y pesares para mitigar y ayudar. Creo en el poder de las palabras, en la bondad de la gente y en la magia de las risas, suspiros e instantes. Soy soñadora, curiosa, risueña y apasionada. Avanzo acarreando anhelos y esperanzas. Mientras dure la vida me resisto a ser indiferente. Todos podemos apartar esa piedra del camino.

Ver más

Comentarios