Logo Soy Carmin
Cumple promesa abuelita de 91 se tatúa porque su nieto entró a la universidad
Trendy

Cumple promesa: abuelita de 91 se tatúa porque su nieto entró a la universidad

Sin poner un pero, la mujer orginaria de Brasil le cumplió a su nieto la promesa de tatuarse, aunque admite que “ni a los 20 años ni a los 90 años me imaginé que me haría un tatuaje".

Por: Alicia Kelsey López Medina

Hay personas que no cumplen sus promesas, pero hay un caso que es excepcional porque... ¡Esta abuelita de 91 se tatúo como le prometió a su nieto si el cumplía con su parte del trato: entrar a la universidad! En soy Carmín te compartimos la historia que se ha hecho viral en redes sociales y ha conmovido a miles de personas.

La protagonista de la historia es Libia Guerreiro de Valle, quien es originaria de Goiania, Brasil. La abuelita de 91 años, de acuerdo con diversos medios, compartió que le pidió a su nieto que estudiara mucho, que se preparara. Para alentarlo, le hizo una clara y sencilla promesa: hacerse un tatuaje cuando él lograra ingresar a la universidad.

Te puede interesar: ¿Por qué los abuelitos deberían de ser eternos?

La abuelita sabía que se trataba de un reto para su nieto, ya que la meta era ingresar a la universidad de Medicina, que es de las que tiene mayor demanda y el número de admitidos es bajo. “Le dije que estudiara mucho, que hiciera su parte, y le prometí que si aprobaba me haría un tatuaje”, expresó Libia Guerreiro de Valle

Tras recibir la buena nueva, la brasileña se apegó a lo que prometió sin poner un pero. “Ni a los 20 años ni a los 90 años me imaginé que me haría un tatuaje. Eso fue porque lo prometí, y es una promesa que tenemos que cumplir”, puntualizó la mujer, quien eligió a la Virgen de la Concepción para su tatuaje, ya que es devota de ella.

Ante la emoción de vivir este proceso con su abuelita, Pedro Henrique Guerreiro de Queiroz, quien es menor de 19 años, compartió la imagen en la que Libia Guerreiro de Valle luce su tatuaje cuyo proceso fue de dos horas, pero la mujer indicó que no sintió ningún dolor, además de que está feliz con el resultado.

“No sentí ningún dolor. Mis hijas iban conmigo, estaban todo el tiempo hablando, sonriendo. Veo gente en los informes diciendo que sufrieron mucho dolor, pero cada una lo siente de una manera diferente, unas sufren más, otras menos. No sentí nada”, dijo la abuelita.

La parte nostálgica de esta historia, que se ha ganado el corazón de los usuarios, es que el nuevo universitario y su abuelita no se verán tan seguido como les gustaría, ya que el joven se tendrá que mudar de ciudad para estudiar medicina.

De esta manera, Libia Guerreiro de Valle, quien es madre de tres hijos, tiene nueve nietos y cuatro bisnietos, ha demostrado que nunca es tarde para atreverse a hacer algo nuevo, sobre todo cuando la razón principal es el apoyo a la familia. Además, ha dejado en evidencia que cuando una promesa se hace, se tiene que cumplir.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Alicia Kelsey López Medina

Las letras se volvieron mi refugio cuando tenía 12 años; con el paso del tiempo, mi amor por ellas creció y aquí estoy. Escribir me ha permitido colaborar con diferentes medios como el Diario de Yucatán, El Universal, Novias Pashá y Yo amo los zapatos. Mediante este noble trabajo puedo escribir desde notas humanas hasta moda; sin embargo, para mí, lo más importante es ser un canal para darles voz a quienes no son escuchados.

Ver más

Comentarios