Logo Soy Carmin
Cierran caso de “Calcetitas rojas”, sus padres abusaron de ella hasta matarla.
Trendy

Cierran caso de “Calcetitas rojas”, sus padres abusaron de ella hasta matarla 

La niña de cuatro años fue apaleada, violada y asesinada por su madre y su padrastro, no tenía nombre oficial, nunca la registraron ante el registro civil

Por: Brenda Colón Navar

Cierran caso de “Calcetitas rojas”, sus padres abusaron de ella hasta matarla.(Unsplash)

Cierran caso de “Calcetitas rojas”, sus padres abusaron de ella hasta matarla. | Unsplash

Por fin un poco de justicia para un alma inocente. Hoy se dio a conocer que autoridades mexicanas cierran caso de “Calcetitas rojas”, sus padres abusaron de ella hasta matarla y habían abandonado el cadáver tratando de ocultar su crimen. La víctima, una niña de tan solo cinco años ni siquiera contaba con acta de nacimiento. 

Es uno de los casos de abuso infantil más conocidos y lamentables en México. A pesar de que los homicidas recibieron una condena de 88 años de cárcel, nada podrá devolverle la vida a la pequeña.

Todo ocurrió en marzo del 2017, cuando en el centro del Estado de México, en el municipio de Nezahualcóyotl para ser exactos, la pequeña de cinco años mojó la cama. Así desató la ira de su madre Yadira Medina Pichardo y su padrastro Pablo Rodríguez Escamilla. La niña sufría maltrato con frecuencia pero ese día fue el peor de todos.

La madre de la niña le pegó, después su padrastro la violó y siguió golpeándola, posteriormente la tomó de las piernitas y la estampó contra el suelo de la casa, lo que ocasionó la muerte de la pequeña

Una vez que la pareja se percató de que la niña estaba muerta, la envolvieron en una manta y la abandonaron en una zona cercana conocida como “El Sol”. Un habitante del vecindario la encontró, la pequeña vestía calcetas rojas y una sudadera verde, fue esto lo que le dio nombre a su caso, tras no poder conocerse su identidad. 

Mientras se realizaba la investigación, la niña siempre fue llamada “Calcetitas rojas”. Eventualmente tras la detención de su madre y su padrastro, recibió el nombre de Guadalupe Medina Pichardo y fue inscrita en el registro civil de manera post mortem. 

El cuerpo de Lupita pasó nueve meses sin ser reconocido, hasta que familiares de la niña se acercaron a las autoridades y revelaron que sufría constantemente de maltrato. Todos le decían Lupita aunque oficialmente no tenía nombre. 

Guadalupe contaba con tres hermanos más, quienes tras la detención de sus padres recibieron becas de estudio para concluir sus estudios. No se ha indicado si ellos también fueron víctimas de maltrato infantil. 

TE RECOMENDAMOS