Trendy

Bailey Cooper guardó sus últimos suspiros para conocer a su hermanita; cuando lo tuvo en brazos, murió

El niño de 9 años padecía cáncer terminal y solo tenía un sueño antes de morir: conocer a su hermanita recién nacida.

Por: Jazmi­n Lopez

Facebook Rizal Hakimm

Facebook Rizal Hakimm

Bailey Cooper, un niño de 9 años el cual sufría de un cáncer terminal y debido a ello, sus días estaban contados. A pesar de todo, logró cumplir su sueño más grande: conocer a su hermanita recién nacida.

Aunque el cáncer había invadido casi todo su cuerpo, Bailey luchó incansablemente para prolongar su vida hasta tener en sus brazos a la pequeña Millie, la cual acababa de llegar al mundo.

A su corta edad, la terrible enfermedad inundó el cuerpo del pequeño Cooper luego de haber sido diagnosticado con un linfoma no Hodking en la etapa número tres. 

El niño de 9 años, estuvo luchando contra la cruda enfermedad durante 15 meses y comenzó a padecer los síntomas a mediados del 2016.

En un inicio, los médicos pensaron que el niño padecía una enfermedad viral. Sin embargo, luego de los resultados del examen, se percataron que Bailey tenía cáncer.

"Nosotros no sabíamos nada. Cuando lo trajimos al hospital pensamos que estaría bien, y empezamos a dudar por un momento", expresó el padre de Bailey.

Conforme pasaba el tiempo, los dolores eran más severos razón por la cual, el oncólogo recomendó que se iniciara un tratamiento de quimioterapia.

Para el mes de agosto, los médicos comentaron a la familia que el cáncer se esparcía poco a poco por todo el cuerpo y que ya había invadido órganos como hígado, estómago, pulmones y pecho.

Ante la terrible situación, los padres de Bailey se vieron obligados a contarle la verdad: le quedaban pocos días de vida.

"Bailey tenía solo nueve años, pero nosotros fuimos muy abiertos con él. Él  se derrumbó y dijo que no quería irse por sí solo. Nos quedamos con él un par de horas pero luego junto fuerzas y lo aceptó. Nos miró, nos regaló una sonrisa y nos dijo: vamos a casa", dijo su madre.

Los siguientes meses fueron muy duros tanto para la familia como para el pequeño Bailey, ya que podría morir en plenas vísperas navideñas. No obstante, él estaba dispuesto a sacar todas sus fuerzas para mantenerse con vida hasta conocer a su hermanita.

"Los médicos decían que él seguro moriría antes de conocer a su hermana. Pero no lo hizo. Él luchó, y camino al hospital dijo que la deberíamos llamar Millie", dijo su madre.

Una vez que tuvo a su hermana entre sus brazos, Baley la abrazó, la besó y le cantó dulcemente. En plenas vísperas navideñas, llegó el doloroso momento: Bailey murió en su cama rodeado de su familia pero con su sueño cumplido: conocer a su hermanita Millie, a quien tuvo la fortuna de conocer gracias a su gran fortaleza que lo mantuvo con vida hasta ese momento.

Temas

  • viral
  • Bailey Cooper
  • millie
  • cáncer terminal

Comentarios

Te puede interesar