Logo Soy Carmin
Carta abierta a los hombres que terminan primero bajo las sábanas
Sexualidad

Carta abierta a los hombres que terminan primero bajo las sábanas 

Con la pena, alguien tenía que decirle a los hombres que su labor bajo las sábanas no está siendo del todo exitosa. A los que los que lo hacen bien, hagan caso omiso.

Por: Karen Villaseñor

Carta abierta a los hombres que terminan primero bajo las sábanas(Foto especial Unsplash)

Carta abierta a los hombres que terminan primero bajo las sábanas | Foto especial Unsplash

Para empezar, quiero dejar claro que el problema no es que los hombres terminan primero bajo las sábanas, el problema es que les da igual si la mujer lo hace. De ahí, que decidí hacer esta carta abierta. La satisfacción durante la relación sexual es primordial en la pareja, sobre todo, si se trata de una relación de años. 

Es claro, que la confianza es clave durante el coito, pues permite que el juego previo se lleve a cabo con naturalidad. La realidad, es que muchos hombres saben perfectamente lo que es el acto preliminar, pero parecen centrar su atención en la penetración, olvidando que la mujer requiere más tiempo para lubricar. 

 

A los hombres que terminan primero 

Una relación sexual exitosa es cuando ambos llegan a cierto grado de excitación antes de ir directo al sexo puro. A los hombres que terminan primero, les pregunto, ¿en dónde dejan el erotismo? A veces están tan centrados en su satisfacción, que olvidan lo más básico. ¡Besar! 

Ya es tiempo de que los hombres que terminan primero bajo las sábanas se enteren que el orgasmo poco tiene que ver con la penetración. Es más podríamos dejar de lado (aunque no es lo recomendable) el espacio en el que lo hacen, pero nunca los besos, caricias, susurros y demás juegos sexuales. 

Es indispensable que sepan que el acto sexual (bueno) inicia desde los mensajes de texto, tener la capacidad de hacer vibrar a tu pareja con solo leer es increíble. Y no, no estoy hablando de enviar el pack (dejemos de ser tan gráficos) hay que dar oportunidad a la imaginación y la fantasía. 

La clave está en alimentar el deseo, de hacerle saber a tu pareja que la piensas, que quieres tocar su piel y estar con ella. Es una manera de preparar a la mujer para una buena noche. Pero ojo, el juego apenas inicia, cuando la tengas cerca entonces aprovecha para darle una masaje erótico, créeme no es tan difícil, recorre con la yema de tus dedos cada comisura de su cuerpo. 

Ahora sí, sigue el turno de los besos, lo ideal es que comiencen de forma suave y poco a poco ir subiendo la intensidad. Se recomienda que juegues con la lengua dentro de su boca ¡sin exagerar! Y por favor cuida mucho el exceso de saliva.

Finalmente, puedes entrar en un juego, adopta un rol que aumente la temperatura, ya sea que sea ella o él, quien lleve el control. Pero, dominar resulta muy excitante, justo cuando sientas que has llegado al clímax y que ella ya no puede más, entonces sí, se procede a la penetración.

 

TE RECOMENDAMOS