Logo Soy Carmin
El sexo tántrico ideal para mujeres de más de 30 años
Sexualidad

El sexo tántrico ideal para mujeres de más de 30 años

La India nos dejó uno de sus legados más exquisitos en cuanto a relaciones sexuales y no lo estamos aprovechando. 

Por: Karen Villaseñor

El sexo tántrico ideal para mujeres de más de 30 años(Foto Unsplash)

El sexo tántrico ideal para mujeres de más de 30 años | Foto Unsplash

¿Alguna vez has escuchado sobre es el sexo tántrico?, ¿no? Entonces, no te puedes perder el siguiente artículo, sobre todo, porque es ideal para las mujeres de más de 30 años. Lo primero que debes conocer es el tantra.

El tantra viene de los antiguos pueblos, surgió en la India y se ha mantenido a lo largo de la historia, durante miles y miles de años. En sí, explica que cualquier cosa puede ser parte de tu camino espiritual. Particularmente, en términos de sexualidad lo que busca es sustituir todo aquello que te cause pudor por emociones más profundas.

 

El tantra busca que el acto sea más que un montón de posiciones sexuales, se convierte en algo sagrado, íntimo y por lo que debes estar agradecido.

El sexo tántrico te invita a encontrarte, es un viaje sexual, en el que la exploración y la creatividad son los ingredientes principales, el orgasmo es solo una parte, no el objetivo, la experiencia va más allá. Lo que el sexo tántrico busca es que la pareja se adore mutuamente.

Se divide en dos: tantra rojo y blanco. El primero es el que se practica en pareja y el blanco es contigo mismo. Para los expertos en el área lo mejor es iniciarlo en solitario, para que sea mucho mejor en pareja.

  • ¿Cómo empezar?

En primer lugar, hay que convertir tu habitación en un sitio agradable, limpio, con música suave, luz tenue y aromas que inviten a la sensualidad.

Posteriormente, la respiración, para saber que estamos en equilibrio hay que colocar una mano sobre el pecho y la otra en el abdomen. Después, respira profundo por la nariz y siente como el vientre se expande. Hay que inhalar cuatro veces y soltar lentamente.

Ahora, hay que explorar, los cuerpos son un instrumento, no centres la atención en los genitales. Hay más zonas erógenas, como el cuello, el abdomen, los muslos e incluso los tobillos.

Procedemos a la estimulación, empieza por acariciar lentamente la ingle, siente y palpa sin prisa. Tres golpes por treina, es un dicho que usan en el tantra y el cual hace relevancia a que es mejor tocar tres veces poniendo atención, que 30 sin estar concentrado.

Finalmente, la energía erótica empezará a hacer de las suyas, hay que acelerar el ritmo sin perder los ejercicios de respiración. Date la oportunidad de saborear el orgasmo, de estar tranquila y disfrutar cada segundo, mantén tu atención en la respiración y verás como el resto fluye.

 
 
 

 

 

 

Temas

  • Relaciones sexuales
  • Sexualidad
  • posiciones sexuales

Comentarios

TE RECOMENDAMOS