Logo Soy Carmin
Mensajes atrevidos para enviarle por las noches a ese hombre
Sexualidad

Mensajes atrevidos para enviarle por las noches a ese hombre

Expresa todos tus más oscuros deseos a través de estas picantes palabras, vas a poner un poco más que a temblar a ese hombre. ¿No me crees? Intenta esta noche. 

Por: Karen Villaseñor

Mensajes atrevidos para enviarle por las noches a ese hombre(Foto: Pexels)

Mensajes atrevidos para enviarle por las noches a ese hombre | Foto: Pexels

¿Sientes que cuando cae la noche aumenta el deseo arrebatado de estar con tu pareja? Esto es muy natural, también a ellos les pasa, digamos que nuestro lado carnal toma el control y lo único que queremos es disfrutar de la piel de nuestra pareja. ¿Quieres saber cómo provocarlo? Bueno, presta atención, porque estos mensajes atrevidos para enviarle por las noches volverán loco a ese hombre. 

Cabe destacar, que cuando se trata de encender la llama, la creatividad nunca está de más. No olvides que el cerebro tiene la capacidad de hacerlo imaginar un sinfín de fantasías, de las cuales tú tendrás el control. Así que seguramente le van a encantar los siguientes mensajes atrevidos. 

 

 

 

- Muérdeme, tómame como quieras. Nunca me había sentido tan atraída físicamente por alguien. Creo que he encontrado a mi compañero de caricias perfecto.

- Morderte los labios, los dedos, los brazos. Amo tocarte y amo que me toques. Me enloquece la manera en que moldeas mi cuerpo hacia el tuyo. 

- Me tienes al borde de la locura con tanta pasión. Muero por entrelazar mis piernas con las tuyas.

- Por algo hemos coincidido, por algo estamos juntos. Pienso en ti durante todo el día pero invades más mi mente justo antes de dormir, ¿puedes imaginar por qué...?

- Me gustas como para llenarte de besos al amanecer y hacerte el amor hasta el anochecer.

- Desde la primera vez que te vi, supe que eras el indicado para hacer realidad todas mis perversiones.

- No soporto un minuto más tu ausencia. Yo te tomaría aunque fueras ajeno. Nunca me fuiste ni serás indiferente. 

- Te desnudaré con la mirada. Ni siquiera necesitaré palabras. El amor y el deseo no necesitan lenguaje oral, sino físico.

- Te encapsularé entre mis brazos. No voy a dejarte ir hasta que ambos temblemos de placer. Hasta recorrer todo tu cuerpo con mi lengua, con mis dedos, con mis labios.

- Acariciar cada centímetro de tu cuerpo, besarte sin permiso, abrazarte hasta que la fragancia de mi ser te inunde... ¿te gusta el plan?

- La idea de tener tu cuerpo sobre el mío provoca que ese ser desquiciado despierte en mí. No imaginas cuánto deseo tenerte aquí.

 

 

TE RECOMENDAMOS