Logo Soy Carmin
Cosas que un hombre vive cuando deja de tener sexo.
Sexualidad

Cosas que un hombre vive cuando deja de tener sexo 

La sequía sexual perjudica su salud y contrario a creencias populares, no es suficiente con que su deseo sexual se acumule, las cosas no funcionarán igual cuando llegue la oportunidad 

Por: Brenda Colón Navar

Cosas que un hombre vive cuando deja de tener sexo.(Unsplash)

Cosas que un hombre vive cuando deja de tener sexo. | Unsplash

¿Te has preguntado las cosas que un hombre vive cuando deja de tener sexo? Aunque mucho les envidiamos su capacidad para experimentar placer, la realidad es que cuando llega la sequía sexual, de forma voluntaria o involuntaria, el resultado no es agradable.

Una ruptura amorosa o una separación, un viaje de negocios o simplemente esas rachas por las que todos pasamos donde no hay opciones para una pareja estable, no solo repercuten en nuestra salud emocional, sino también en ciertas funciones del organismo.

Aunque las mujeres también sufrimos con la sequía sexual, los hombres no la tienen tan fácil y luego de conocer lo que los expertos en salud sexual han observado, quizá no será mala idea recurrir a la masturbación como una forma de evitar este resultado. No, eso no hará que dejen de interesarles las mujeres y no es por vicio sino por salud.

Cuando un hombre pasa mucho tiempo sin tener sexo, no solo su pene sufre las consecuencias

Como lo comentamos anteriormente, dejar de tener sexo por una temporada de forma voluntaria o involuntariamente tiene efectos tanto físicos como emocionales y parte de lo que pueden experimentar los hombres es esto: 

1.- Inseguridades en la relación de pareja 

Ya que el sexo fortalece el vínculo emocional en una pareja, al no contar con ello la relación puede debilitarse. 

Less Parrot, psicólogo, señala que la falta de sexo daña el autoestima de una persona, crea culpa y disminuye los niveles de varias hormonas como la oxitocina, con lo que aumenta el miedo de que uno de los dos busque satisfacer sus necesidades sexuales con alguien más. 

La buena noticia es que el sexo es una expresión de la intimidad y no es la única posibilidad de hacerlo, también se puede por medio de los besos, el tomarse de la mano, el decirse halagos o frases de amor, es por ello que la falta de sexo no implica que una pareja no puede ser feliz.

Recuerda que cuando hay problemas en la penetración, una gran opción para disfrutar del placer en pareja es la masturbación mutua, no todo depende del pene. 

2.- Aumenta el riesgo de padecer disfunción eréctil

Ya que el pene es un músculo, el tener sexo con frecuencia ayuda a fortalecerlo, pero cuando ocurre lo contrario, el músculo puede debilitarse y llegado el momento, no funcionar como solía hacerlo. 

La falta de sexo frecuente brinda el doble de probabilidad  de sufrir disfunción eréctil

Cosas que un hombre vive cuando deja de tener sexo. Unsplash

3.- Mayor ansiedad

Como sabes, durante las relaciones sexuales se liberan hormonas que nos ayudan a relajarnos y a sentir felicidad como la oxitocina, en caso contrario, podemos observar un aumento de ansiedad y estrés. 

Un estudio realizado por investigadores escoceses descubrió que tanto hombres como mujeres se veían afectados por la abstinencia sexual, y que al experimentarla tenían mayores dificultades para tratar con situaciones difíciles y estresantes en comparación con quienes tenían sexo por lo menos dos veces al mes.

4.- Aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer de próstata

Ya que durante las relaciones sexuales con frecuencia los hombres remueven sustancias peligrosas de su próstata por las eyaculaciones frecuentes, al no tener esta experiencia, esas sustancias permanecen en el organismo y aumentan la probabilidad de detonar esa terrible enfermedad. 

Recordemos que los expertos en salud recomiendan que los hombres eyaculen por lo menos 21 veces al mes. 

5.- Su sistema inmunológico reduce sus defensas

Malas noticias, el tener sexo una vez a la semana mejora sus defensas, pero cuando no es así, el sistema inmunológico se debilita y le convierte en presa de enfermedades como gripas y resfriados. 

Investigadores de la Universidad de Wilkes-Barre, de Pensilvania, encontraron que quienes tienen sexo una o dos veces por semana aumentan un inmunoglobina en un 30% en comparación con quienes solo tienen sexo ocasionalmente o nunca. 

Con información de Men’s Health Latinoamérica

 

TE RECOMENDAMOS