Logo Soy Carmin
Por qué no es normal el flujo vaginal después del sexo
Sexualidad

Por qué no es normal el flujo vaginal después del sexo

El flujo vaginal después del sexo no siempre es normal, hay ciertas características que lo vuelven un arma de doble filo, presta atención. 

Por: Karen Villaseñor

Por qué no es normal el flujo vaginal después del sexo(Foto Unsplash)

Por qué no es normal el flujo vaginal después del sexo | Foto Unsplash

El flujo vaginal se puede considerar normal en el área vaginal, pues, es una forma de mantenerla lubricada. Pero, ¿por qué no después del sexo? Recordemos que los fluidos vaginales son una especie de alerta, para que el cuerpo sepa que vienen infecciones e incluso enfermedades.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta ciertas características para que entre en el rango de lo habitual. Para empezar no tiene un color, aunque en algunas mujeres llega a presentarse en tonos amarillos o blancos (pocos casos). Además, su olor es ausente y no tiene por qué causar irritación o comezón.

 

Desde luego, cuando se presenta la relación sexual, el flujo vaginal se vuelve excesivo. Lo cual es propio de lo natural, lo que el miembro requiere para ser lubricado y pueda culminar el acto sin ningún tipo de roce incómodo.

No obstante, es lógico que cuando la mujer llega al punto máximo y eyacula, el flujo vaginal incrementa, sobre todo, si el hombre eyacula dentro. Hay que entender que el flujo se considera normal. Pues, las glándulas que están en el cuello uterino y la vagina segregan ese líquido para limpiar bacterias. Es decir, se encarga de mantener en equilibrio el pH.

Desde luego, la segregación aumenta cuando ovulamos, lactamos o entramos nos excitamos. Es importante que si después de tener sexo, el color del flujo vaginal cambia o presenta un olor nauseabundo, se considere ir con un médico especialista, para descartar cualquier tipo de infección. Veamos:

 
  • Secreción blanca: se considera normal después del acto sexual, pues a veces hay una mezcla con el semen. Pero si es un tanto grumosa, genera ardor o picazón, estamos hablando de infección.
  • Secreción rosada: en este caso es posible que haya sangre, aunque no siempre es algo malo, sobre todo, si no se trata de algo abundante. Además, cuidado si presenta dolor abdominal,  picazón o irritación.
  • Secreción marrón: en caso de que se encuentre en etapa de ovulación, no presenta ningún problema, pues las células se desprenden. Pero, si se ve un tono pardo, tienes muchas ganas de orinar, olor fétido, ardor, picazón e inclusive erupciones, hay que ir al médico cuanto antes.
  • Secreción amarilla: una señal clara de existe una posible enfermedad de transmisión sexual, es el tono amarillo en el flujo vaginal, muy común, por ejemplo en la gonorrea. Además, presenta dolor al orinar, hichazón en la zona, manchado de sangre y dolor en el área de la pelvis.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS