Logo Soy Carmin
Cómo tener sexo de pie y no morir en el intento.

Cómo tener sexo de pie y no morir en el intento 

Un pequeño truco en las rodillas podría hacer la diferencia y convertir a este estilo en tu favorito al lado de tu pareja. Te lo explicamos paso a paso

Por: Brenda Colón Navar

Cómo tener sexo de pie y no morir en el intento.(Pixabay)

Cómo tener sexo de pie y no morir en el intento. | Pixabay

¿Te has preguntado por qué en las películas el sexo de pie se ve fabuloso y cuando uno lo intenta simplemente no funciona? Probablemente sí aunque no quieras responder. Desde caídas, calambres, torceduras, resbalones...todo puede pasar. Tranquila, te decimos cómo tener sexo de pie y no morir en el intento. 

Janet Brito, psicóloga y sexoterapeuta asegura que tener sexo de pie ofrece infinitas posibilidades para sentirnos más cerca de nuestra pareja. ¡Eso es lo bueno entonces! 

“El tener sexo de pie te permite estar cara a cara para ese contacto visual íntimo, pero a diferencia de otras posiciones recostados, también deben sostenerse uno al otro con firmeza...hay un intercambio de energía íntima y apasionada”, menciona la experta. 

El sexo de pie es un reto, hasta parecería ser un arte atlético, pues requiere balance, buena coordinación, incluso los accesorios adecuados para tener éxito. También debemos considerar que hay que tener una comunicación impecable y trabajar juntos para sacar el máximo provecho. 

Aquí las sugerencias de los expertos para tener sexo de pie con éxito ¡que lo disfrutes! 

1.- Comienza con juego previo, de pie 

La penetración no tiene que ser lo principal. Si hay tiempo suficiente, hagan todo a paso lento para disfrutarlo. Aprovechen que están frente a frente, el cuello, el pecho y la clavícula son zonas muy sensibles para excitar al otro. Pueden usar manos y boca para explorar al otro. 

2.- Accesorios de apoyo

Seguramente hay varios detalles que no están balanceados como la altura y el respaldo. Así que se vale recurrir a soporte, desde una pared para que puedan sostenerse hasta el cofre de un auto para poder inclinarse y disfrutar, también puede ser la barra de una cocina, un escritorio o una mesa. 

Si te es posible coloca una almohada detrás de la espalda de cada quien para evitar lesionarse con algún mueble. 

3.- Posiciones amigables 

Prueben con una posición que no requiera mucho balance y fuerza. Una buena opción es el perrito, mientras tú te pones de cara a la pared, tu pareja te toma por detrás. Esto no brinda contacto visual pero es bueno para practicar algo fuera de la cama. 

4.- Balance de altura 

La diferencia en la altura tuya y de tu pareja no tiene por qué ser una misión imposible. Traten pararse sobre un pequeño escalón, tómense del balance. Otra opción es sentarte en una mesa o un espacio alto que permita que tu pelvis esté al nivel de la de tu pareja. 

Cómo tener sexo de pie y no morir en el intento . Pixabay

5.- Bienvenido el sexo oral 

¡También es sexo! Estar de pie es una excelente forma de recibir placer, tanto para ti como para tu pareja. Jamás hay que desperdiciar la oportunidad de tener un buen orgasmo. 

6.- Posiciones más complejas

Una vez que se han acostumbrado a interactuar íntimamente de pie, tanto mental como físicamente, pueden probar con posiciones que requieran más fuerza y flexibilidad. 

Un buen ejemplo es que mientras tu pareja esté de pie, tú abraces su cintura con tus piernas y coloques tus brazos en su cuello, él deberá apoyarte contra la pared, tomándote de la espalda o del trasero. 

7.- Un refrescante baño

Sí, el agua puede ser resbalosa, pero cuando te acomodas bien y encuentras de donde sostenerte, es una gran opción para tener sexo de pie. No olvides el tapete para evitar resbalar. 

Siempre que tengas sexo de pie, tanto tu pareja como tú deberán flexionar las rodillas (a menos que él te cargue). Esto ayuda a que sus cuerpos se relajen y puedan sostener mayor peso. 

8.- Ambos deberán estar relajados 

Aunque el sexo de pie es extremadamente sensual y muy intenso, no tienen por qué tomarlo con tanta seriedad. Si resbalan o terminan en una posición extraña, se vale reír, nada de tensión. 

La Dra. Brito asegura que debemos considerar el propósito del sexo, no solo el orgasmo sino fortalecer la relación con la pareja y aunque no lo creas, esos momentos graciosos en la alcoba son clave para lograrlo. Además de las memorias sensuales, las divertidas también cuentan.

Con información de Women's Health 

Temas

Comentarios