Logo Soy Carmin
Mal de orín : qué es y cómo se cura.
Sexualidad

Mal de orín : qué es y cómo se cura

Las mujeres son quienes más las sufren por lo que debemos conocer los síntomas, recomendaciones y tratamientos para llevar una vida sana

Por: Brenda Colón Navar

Mal de orín : qué es y cómo se cura.(Fotografía Unsplash)

Mal de orín : qué es y cómo se cura. | Fotografía Unsplash

¿Has escuchado hablar del mal de orín o peor aún, lo has sufrido? Esperamos que no pero por cualquier cosa más vale prevenir. En esta ocasión te hablaremos de este padecimiento, qué es y cómo se cura. En sí, se trata de una infección del tracto urinario pero es tan común, que coloquialmente recibe el nombre de “Mal de Orín”.

Mayo Clinic, organización de renombre mundial por sus investigaciones médicas y excelentes tratamientos creó una guía bastante práctica que toda mujer debe conocer y aquí la tenemos para ti. Es muy importante que el diagnóstico lo realice tu médico para poder emplear los medicamentos adecuados.

Para tratar el mal de orín y otras infecciones urinarias es normal que se recurra al análisis de muestras de orina, cultivo de bacterias en un laboratorio, rayos equis, entre otros. 

Qué es el mal de orín 

Se trata de una infección de vías urinarias. Puede tener lugar en riñones, uréteres, vejiga y uretra, la mayoría de los casos se da en estos dos últimos. Cuando se trata de la vejiga, suele ser doloroso y molesto, pero lo que más debes cuidar es que esta infección no llegue a los riñones, pues podría agravar bastante la condición.

Hablando específicamente, en el caso de afectar lo riñones se conoce como “pielonefritis aguda”, en la vejiga se conoce como “cistitis” y en la uretra se conoce como “uretritis”. 

La razón de que las mujeres tengan este mal con más frecuencia que los hombres, se debe a que hay una distancia muy corta entre el ano y el orificio uretral que va a la vejiga. También puede ser provocada por enfermedades de transmisión sexual como herpes, gonorrea, clamidia y más. 

El ser sexualmente activas o cambiar de pareja sexual constantemente, también aumenta el riesgo de contraer mal de orín. 

Causas

Este tipo de infecciones o mal de orín se presentan cuando hay bacterias en las vías urinarias, pasan por la uretra y se multiplican en la vejiga. Si bien el aparato urinario tiene sus defensas, estas pueden fallar y es cuando llega el malestar. 

Síntomas principales

  • Muchas ganas de orinar y con frecuencia.
  • Ardor al orinar. 
  • Orinar frecuentemente y en muy poca cantidad.
  • Orina de un color anormal como oscuro, rojo, rosa, marrón, puede haber sangre en ella.
  • Orina con olor muy fuerte.
  • Dolor en la zona pélvica, particularmente en el centro y alrededor del hueso púbico. 
Mal de orín : qué es y cómo se cura. Fotografía Unsplash

Complicaciones que pueden ocurrir

La clave está en tratar esta infección lo más rápido posible. Cuando no se trata o interrumpimos el tratamiento antes del tiempo que el médico nos ha indicado, es cuando las consecuencias pueden ser graves. Las más comunes son:

  • Infecciones recurrentes, dos veces o más en menos de 6 meses o cuatro veces por año. 
  • Daño renal permanente.
  • En mujeres embarazadas riesgo de un bebé bajo en peso al nacer o nacimiento prematuro.
  • Septicemia, ocurre cuando la infección afecta a los riñones y pone en riesgo la vida del paciente.

Prevención

Antes de seguirnos alarmando es importante que sepas que puedes prevenir la aparición del mal de orín o infecciones urinarias siguiendo estas recomendaciones:

  • Toma muchos líquidos, especialmente agua natural. Esto ayudará a que orines frecuentemente y que expulses las bacterias de las vías urinarias antes de que desarrollen alguna infección.
  • Jugo de arándanos rojos. Su efecto se sigue estudiando porque al parecer, son excelentes para limpiar las vías urinarias. 
  • Límpiate de adelante hacia atrás. Con ello evitarás que las bacterias cercanas al ano no se propaguen hacia la vajina y la uretra. 
  • Orina después de tener relaciones sexuales. Así expulsarás cualquier bacteria del tracto urinario. 
  • Cuidado con los productos de higiene personal. Los desodorantes, jabones con mucho perfume, talcos y duchas pueden irritar la uretra. 
  • Atenta a tu método anticonceptivo. Los diafragmas pueden contribuir a que crezcan las bacterias, también todos aquellos preservativos que no tienen lubricante o emplean espermicidas. 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS