Sexualidad

Lo que no sabías de tus labios vaginales

Una parte muy importante de nuestra anatomía que nunca tomamos en cuenta, ¿sabes realmente para qué sirven? aquí te lo explicamos. 

Ana Izabal
Por Ana Izabal
  • pixabay.com

    pixabay.com

Los labios vaginales son una pieza fundamental del aparato reproductor femenino, su función así como su cuidado, son tan importantes para nuestra vida sexual tanto como cualquier otro órgano. Sin embargo, pareciera que no les prestamos la atención necesaria y los descuidamos sin comprender que su función anatómica es de verdad muy importante para nuestro placer sexual. 

También puedes leer: El terrible riesgo del "beso blanco"

Cuando hablamos de relaciones todo se resume a la vagina y al clítoris, pero ¿sabías que los labios también son una fuente inagotable de placer? sin ellos la vida sexual femenina sería complicada y dolorosa, eso sin mencionar que gracias a ellos la cavidad vaginal conserva su temperatura, humedad y nivel de acidez.

Los labios mayores son dos pliegues  que rodean la cavidad vaginal y que se pueden extender 7 u 8 centímetros aproximadamente, aunque existen casos en los que se superan estas medidas y las mujeres sufren complicaciones no solo en su vida sexual, sino también en su vida general. Estos pliegues contienen un gran cantidad de glándulas sudoríparas y sebáceas que desprenden una especie de "aceite" que a su vez contiene una cantidad enorme de feromonas. 

 

 

 

También puedes leer: Señales que DELATAN a una mujer que tuvo intimidad

Su olor puede llegar a ser muy impregnante y esto es debido a la combinación entre la grasa natural del cuerpo y el sudor, por lo que es muy importante mantener una higiene estricta, pero aún y cuando laves y seques con regularidad, el olor puede persistir, lo cual es algo natural. Muchas chicas utilizan duchas vaginales y productos aromáticos, pero esto no siempre es positivo, pues desequilibra el ph natural de la zona genital. 

En los labios mayores nace el vello púbico, porque la función de ambos es la de PROTEGER la zona genital y sus partes más delicadas. Por otro lado, los labios menores, son una capa interior cuyo objetivo es resguardar el clítoris y mantenerlo lubricado tanto en el acto sexual como en el estado natural de cuerpo. 

Pueden llegar a medir hasta 6 centímetros de ancho aunque por lo general son mucho más pequeños que los labios mayores. Cuando los menores sobresalen los mayores, puede resultar doloroso para la mujer usar cierta ropa interior, pantalones y cualquier prenda entallada, pero también pueden ser incómodos al momento de caminar debido a la fricción. Para solucionar esto último, existe una cirugía que ayuda a reducir el tamaño y hasta el grosor de los labios.

 

prodavinci.com

 

También puedes leer: 5 infecciones que un hombre infiel puede contagiarte

La diferencia entre ambos grupos es que los labios mayores o exteriores, se encargan básicamente de "cerrar" la vagina y por ello su textura es más gruesa y su sensibilidad poco desarrollada. Por otro lado, los labios menores o interiores, tienen un propósito más sexual y como ya mencioné se encargan de envolver el clítoris. Su textura es suave y húmeda, además de que es muy pero muy sensible, pues junto al clítoris es el punto que contiene mayor número de terminaciones nerviosas del cuerpo. 

Su correcta estimulación promete una excitación completa y un disfrute total, así que no dudes en incluirla en tu lista de juegos previos. 

Esto te puede gustar: 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios