Logo Soy Carmin
Juegos que te ayudarán a que el sexo anal no sea doloroso
Sexualidad

Juegos que te ayudarán a que el sexo anal no sea doloroso

El sexo anal es una decisión tuya y solo tuya, nosotras solo te damos algunos tips y consejos para que vivas una mejor experiencias con tu pareja.

Por: Gisselle Acevedo

Juegos que te ayudarán a que el sexo anal no sea doloroso(especial)

Juegos que te ayudarán a que el sexo anal no sea doloroso | especial

Si estás dispuesta a intentar algo nuevo con tu pareja y han decidido probar el sexo anal, hoy te damos los mejores tips y juegos para que el momento no sea doloroso y se vuelva algo que puedas disfrutar al máximo.

  • Háblalo

Si el jugueteo anal es algo que deseas explorar con tu pareja, comienza la conversación haciéndole algunas preguntas sobre lo que piensa al respecto. ¿Lo ha hecho antes? ¿Le gustó? ¿La idea de hacerlo le atrae? A partir de ahí, puedes establecer si tú y tu pareja pueden iniciar la exploración anal en algún momento.

  • Familiarízate con la anatomía del ano

Esta parte de tu cuerpo, "Está rodeado por dos conjuntos de músculos que abren y cierran dos esfínteres, uno externo y otro interno", dice el entrenador sexual Kenneth Play, explicando que es fácil acceder al esfínter externo y relativamente fácil contraerlo o relajarlo.

El esfínter interno está ubicado aproximadamente entre 2.5 y 3.5 cm más adentro. No es tan fácil de controlar a voluntad pero, con la práctica, también puede lograrse.

En pocas palabras, el trabajo de estos músculos es evitar que las heces se salgan de tu trasero y terminen regadas por doquier. Más allá del vestíbulo del ano está el recto. Es un saco con forma tubular que mide alrededor de entre 10 y 15 cm de largo en la mayoría de las personas.

En la parte superior del recto, el tracto digestivo hace un giro de 90 grados como una vuelta en una tubería.

Explora tu propio ano

La próxima vez que te estés bañando, pon un poco de jabón en tus dedos y procúrate una suave sesión explorativa. Ten por seguro que esto deben hacerlo tanto el receptor como el dador.

  • El sexo anal bien hecho no debe doler

El sexo anal implica mucha información sensorial intensa y novedosa. De hecho, a eso debe gran parte de su popularidad. Pero si bien es probable que el sexo anal sea una experiencia sorprendente y posiblemente desafiante, nunca debe ser causa de lo que los fetichistas clasifican como "dolor intenso".

Si la pareja receptora es nueva en el juego anal, te aconsejamos que seas muy amable y cuidadoso con su trasero para que tenga asociaciones positivas y placenteras con él cuando tengan sesiones sexuales no-anales.

Lávate y disfruta

Los efectos psicológicos de ponerse un enema, que es esencialmente una bolsa con una boquilla con la que se puede introducir algún líquido en el recto para limpiar el área, pueden ser tan importantes para el sexo anal placentero como los efectos físicos.

Limpiar el recto es simplemente una medida preventiva contra la posibilidad de un desastre y si la pareja receptora está menos preocupada por ensuciar el área inmediata con excremento, es más probable que se relaje y disfrute de la experiencia.

  • Consigue un buen lubricante anal

Las dos cosas más importantes a tener en cuenta al seleccionar un lubricante para sexo anal son la viscosidad y la composición. Los lubricantes más densos son los mejores para el sexo anal.

  • Espera lo mejor pero prepárate para lo peor

A pesar de todo este trabajo de preparación, todavía hay una pequeña posibilidad de que el sexo se ponga sucio en el sentido equivocado.

"Pongan una toalla o sábana vieja, tengan a la mano algunas toallitas húmedas y, en el caso relativamente improbable de que ocurra un desastre fecal, asegúrense de no hacer un escándalo y de tener un plan de contingencia para remediarlo".

  • Incorpora abrazos y caricias

El sexo anal puede ser una experiencia intensa, especialmente para el receptor de primera vez, así que no olvides administrar muchos cuidados posteriores —sobre todo si a tu pareja no le gusta tanto el sexo anal— en forma de besos, mimos y palabras cariñosas cuando termines.

  • El sexo anal es una actividad sexual de alto riesgo

No es por arruinar la diversión, pero sería negligente si no mencionara que el sexo anal pone a las personas en un mayor riesgo de contraer VIH y otras infecciones de transmisión sexual, a diferencia de la mayoría de las otras actividades sexuales.

 

TE RECOMENDAMOS