Logo Soy Carmin
Foto: Unsplash
Sexualidad

¿Finges orgasmos? Ahora tu pareja podría descubrirlo así

Si lo haces a menudo y tu pareja lo percibe, puede que ya no quiera tener sexo contigo porque no la agradará saber que finges

Por: Dian Lozano

Foto: Pexels

Foto: Pexels

¿Por qué las mujeres fingimos los orgasmos? Esta es la pregunta que todos los hombres se han hecho alguna vez. Y es que, como nosotras no dejamos una prueba cuando llegamos al clímax, a ellos no les queda más remedio que creer en nuestra palabra.

Los posibles motivos

Hay mujeres que se avergüenzan cuando sienten que no alcanzan el orgasmo, creen que eso las hace sentir menos mujeres, y por ello tratan de ocultarlo a su pareja.

Casi siempre sucede cuando inician una nueva relación, o cuando una mujer está iniciando su vida sexual, porque está más preocupada por lo que se supone que debe sentir y demostrar, que por lo que realmente está pasando.

A continuación te decimos el tipo de orgasmo que finges y cómo evitarlo:

Gritas y gimes sólo por complacerlo. Esto sucede cuando ya tienes una relación consolidada y, aunque estás cansada, tú quieres premiar su pasión.

Cómo evitarlo: ¡Relájate! Para lograrlo necesitas sentir que eres una buena amante, así que pídele que te acaricie y luego tú también acarícialo antes de que comience la acción.

Tip: Cuando ya estés más relajada y segura, dile que te haga una buena sesión de oral.

 

Gimes discretamente. Él disfruta viéndote llegar al orgasmo, pero no si lo finges, tal vez él ya se dio cuenta y ya no te cree cuando de verdad estás teniendo uno.

Cómo evitarlo: Déjate llevar por el momento, ni siquiera pienses en gritar, los gemidos te saldrán natural y te darás cuenta de que no necesitas recurrir a tus dotes escénicas.

Tip: Si estás cansada, antes de la acción date una ducha y pide a tu pareja que te haga un masaje. Así dejarás de pensar en la meta, y podrás disfrutar tranquilamente del recorrido.

Él lo hace demasiado bien y tú te cohibes. Si en la cama él es un maestro y te hace sentir más placer del que habías sentido antes, puedes sentirte confundida, y en ese momento sólo estás pensando y analizando qué es lo que te tiene tan extasiada.

Cómo evitarlo: Relájate y disfruta. Sí él se esfuerza por complacerte, tú también deberías hacerlo. Ya después pensarás en todo lo que te hizo sentir.

Tip: Desbloquea tu mente. ¡No pienses!. Míralo y goza con lo que ves.

Eres convincente. Tus gritos y gemidos son casi naturales, pero en el fondo sabes que lo haces por complacerlo, y no porque lo disfrutes.

Cómo evitarlo. Tal vez lo haces porque te estás aburriendo, en ese caso, sería buena idea que tomes la iniciativa y te luzcas en la cama.

Tip. Práctica las posiciones y los movimientos que más te gusten.

¡Qué ya acabe! Este es sin duda el orgasmo fingido más humillante que puedes dedicarle a un hombre. Lo único que quieres es que se acabe el “adentro y afuera” para vestirte.

Esto,generalmente sucede cuando una pareja se conoce poco, o cuando acabas de salir de una relación. Estás demasiado acostumbrada a sentir placer de otra forma y te cuesta adaptarte a otras técnicas.

Cómo evitarlo: Deja de hacer comparaciones con tu anterior amante.

Tip. Explora su cuerpo y deja que él haga lo mismo contigo. Después practiquen una posición que a ambos les haga sentir placer.

Las señales del orgasmo femenino son tan sutiles que no hay forma humana de descubrir si estás fingiendo. Si finges el orgasmo o no, es tu palabra contra la tuya.

Temas

Comentarios

Te puede interesar