Sexualidad

El lado oculto de la pastilla anticonceptiva

A pesar de las bondades del medicamento, la pastilla puede resultar contraproducente para las mujeres.

Jasiel Armenta
Por Jasiel Armenta

De este tratamiento se sabe que al tomarlas, el ciclo menstrual es muy regular, el sangrado disminuye y dura menos tiempo. En pocas palabras se trata de una alteración al ciclo natural, es también un gran alivio para el cuerpo. Ahorran hierro y la sangre genera más glóbulos rojos.

Pero la píldora y su historia tienen un lado oscuro que pocos conocen. A pesar de sus beneficios, la pastilla puede resultar contraproducente para las mujeres y no sólo física y psicológicamente, también social y políticamente.

Fueron cuatro personas las pioneras en el uso del anticonceptivo: La activista Margaret Sanger, el biólogo Gregory Pincus, la multimillonaria Katherine McCormick y el ginecólogo John Rock. 

Efectos secundarios que jamás se han dicho

Reunieron a un grupo de mujeres que se prestaron a la prueba. Pincus y Rock recibieron el apoyo económico de McCormick para financiar el proyecto.

Nunca se les informó que era una pastilla para evitar el embarazo y la mayoría de mujeres dejaron el proyecto debido al malestar que les trajo el medicamento con sus efectos secundarios: inflamación, trombosis (casi) letal y cambios repentinos y duraderos de humor.

Cuando abandonaron el grupo, sufrieron otros cambios como la desaparición del deseo sexual, la depresión y un desequilibrio emocional. Ganaron peso, náuseas, cólicos y dolores en los senos, además de dismenorrea y edemas.

 

 

Directamente relacionados con la afectación del sistema endocrino y la infertilidad. De hecho, estos efectos aún son frecuentes entre las consumidoras de los anticonceptivos.

Racismo y represión social en sus pruebas

El equipo que creía en su creación viajó por algunos estados buscando voluntarias para el estudio del anticonceptivo; sin embargo, en la mayoría era ilegal, así que eligieron Puerto Rico.

En aquel lugar ni el aborto ni los métodos anticonceptivos eran ilegales. De hecho, muchas mujeres puertorriqueñas fueron esterilizadas sin su consentimiento y sometidas a un procedimiento conocido como “La Operación”.

El gobierno Puertorriqueño lo permitió, incluso les concedió entrada a las zonas más vulnerables y les dio acceso a cualquier cosa que necesitaran, sin importar la integridad de sus mujeres.

 

 

Convencían a todos diciendo que era para proteger a su propia comunidad, pero la ofrecieron a las mujeres en situación inestable y no a las que tenían cierto poder económico o estudios.

Durante el estudio, tres mujeres fallecieron en circunstancias que nunca fueron esclarecidas, y las autoridades se negaron a hacer una autopsia para determinar la razón de su deceso.

¿Qué opinaron los grupos feministas?

En 1960 la legislación del país más poderoso del mundo aprobó la píldora anticonceptiva. Con ella, las mujeres del mundo controlarían su cuerpo y natalidad y al mismo tiempo, sería decisión de ellas tomarla o no.

Ante el lanzamiento, algunas organizaciones de mujeres tomaron la idea de la píldora como una liberación que daba poder a las mujeres para decidir sobre su reproducción y vida sexual. La píldora era para todos una solución natal, así como su decisión sobre su sexualidad y cuerpo.

En la actualidad, el feminismo se cuestiona esta práctica normalizada, alegando del biopoder que resulta de la dependencia de un fármaco o control hormonal que en teoría, parece efectivo y sano. 

Al mismo tiempo, afirma que la píldora significó más bien la liberación sexual de los hombres, pues desde su llegada no es necesario que ellos se protegieran, mientras que ahora, son las mujeres las que cuidan de él. 

 

 

Algunos grupos feministas, dicen que la emancipación femenina a partir de la píldora nunca existió. Incluso consideran que los hombres han sido excluidos de su responsabilidad, pues a la fecha no existen pastillas o parchar para ellos.

La decisión de usar la pastilla está en cada mujer, no obstante, se necesita una legislación que obligue a la industria a dejar claro su mecanismo y se responsabilice a toda mujer de los beneficios y problemas que traen con ella utilizar la sustancia.

Esto te puede interesar:


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios