Sexualidad

Detalles de tu cuerpo que a él no le importan en la intimidad

Tú te la pasas preocupada por estos "defectos" y ellos ni siquiera lo notan. 

Por: Ana Izabal

Sabemos que las mujeres podemos ser un poco inseguras con nuestro cuerpo porque creemos que debemos lucir perfectas todo el tiempo, de lo contrario seríamos menos atractivas. Sin embargo, es hora de empezar a ser menos severas con nosotras mismas. 

La razón es muy simple, a ellos no les importan esos pequeños detalles que tu llamas "defectos" y mucho menos cuando están en la intimidad, así que deja las preocupaciones a un lado y comienza a disfrutar tu momento de pasión sin remordimientos. 

Tus inseguridades te impiden disfrutar tu vida íntima. Fotografía: Unsplash

Estos son esos detalles que tú odias, pero que a él simplemente no le llaman la atención en lo absoluto. 

Maquillaje perfecto

De hecho, usar mucho maquillaje durante el acto sexual puede ser un inconveniente más que una ventaja. Al poco tiempo terminarás con el rostro echo un desastre y será mucho peor que no haberlo usado en primer lugar. 

No debes preocuparte por este detalle, a tu chico no le importa si te maquillas o no, de hecho puede que le parezca más atractivo si llevas tu rostro al natural, así que no te obsesiones demasiado con este punto. 

A él le gustas de ambas formas, así que no deberías preocuparte.
Fotografía: stocksnap.io

El depilado 

Cuando se habla del vello púbico hay toda una variedad de opiniones, tanto en hombres como en mujeres, supongo que esto dependerá de cada quien, pero como regla general ellos no encuentran problema alguno si no llevas un depilado reciente o total.  

En realidad, no deberías depilarte antes de tener relaciones, pues la piel se encuentra sensible y la presencia de heridas pequeñas podría aumentar el contagio de alguna enfermedad de transmisión sexual. 

Lo mismo ocurre con el resto de tu cuerpo, ellos realmente no le toman importancia si tus piernas tienen un poco de vello, ási que relájate.

Las 'llantitas'

Por alguna razón se nos olvida que somos seres humanos de carne y hueso, con piel, grasa y elasticidad. Es evidente que estando desnudos nuestro cuerpo luce diferente y que en la dinámica del acto sexual se saltarán algunas "llantitas" en el estómago o en la cintura.

No pasa nada, tu chico encuentra incluso más atractivo que tus curvas salgan a relucir cuando están haciendo el amor, eso simplemente te vuelve más libre y más bella a sus ojos. 

Ropa interior poco sexy

Digamos que la pasión los agarró en un momento inesperado y cuando los besos empezaron recordaste que no llevabas puesta tus mejores piezas de lencería. Sé que crees que esa pantaleta de "abuelita" te quita tu lado más sexy, pero en realidad para él no es importante.

La sensualidad la llevas tú en tu actitud ante la situación y en ocasiones la ropa interior puede ser un buen elemento para reforzar el erotismo, pero no lo es todo. Sea lo que uses, él no cambiará su idea de lo mucho que le gustas.

La calidad de tu vida íntima no depende de tu ropa interior. Fotografía: Unsplash

Celulitis

Como mujeres tenemos una obsesión para nada saludable con la celulitis o con las estrías; las odiamos tanto que hacemos lo posible por ocultarlas pero claro que cuando haces el amor es imposible. 

A él no le importa si tienes algunas estrías en el trasero o si tu piernas no están tonificadas como las de una atleta olímpica, lo que él quiere es que ambos se dejen llevar por el momento y que sus cuerpos se unan como si fuera uno solo. Si te la pasas pensando en lo que tú crees que él desaprueba de tu cuerpo, jamás podrás disfrutar de una vida sexual plena y feliz. 

No hay duda de que es necesario dejar estas ideas preconcebidas de lo que es la belleza o incluso la sexualidad, porque hacer el amor es algo mucho más intento, profundo y significativo que tus estrías en la panza o tu celulitis en las piernas. 

 

Te puede interesar