Logo Soy Carmin
Cómo saber si soy una adicta al sexo 

Cómo saber si soy una adicta al sexo 

Es posible que exista una línea muy delgada entre disfrutar frecuentemente de un buen sexo y no poder vivir sin él. Sí amiga, hay algo que se denomina Trastorno Hipersexual y es posible que lo padezcas. 

Por: Karen Villaseñor

Cómo saber si soy una adicta al sexo (Foto Unsplash)

Cómo saber si soy una adicta al sexo  | Foto Unsplash

Llevar al máximo la sexualidad es el privilegio con el que cuentan todos los seres humanos. Sin embargo, hay una línea muy delgada entre disfrutar y caer en la adicción. ¿Tienes dudas?, ¿cómo saber si soy adicta al sexo? Quizás, la pregunta que muchas se plantean. La Organización Mundial de la Salud, declaró este tipo de adicción con un problema de salud mental. ¿Qué? 

La ciencia, lo llama Trastorno Hipersexual (THS), la psiquiatría lo define como el aumento en la frecuencia e intensidad de fantasías relacionadas con el sexo. Las personas se sienten excitadas y actúan de forma impulsiva. De hecho, las ganas de tener relaciones afectan en sus relaciones laborales, personales y sociales. 

 

Deseo incontrolable 

¿Sientes que no puedes estar un día sin tener relaciones sexuales?, ¿nada te satisface? Tal vez seas parte de la población que tiene Trastorno Hipersexual. Hagamos una analogía, lo mismo que le sucede a un adicto al alcohol o las drogas, sucede con la persona que se vuelve dependiente del sexo. Es decir, su vida se ve severamente afectada, pues, no hay nada más importante que consumar el acto. ¿Cuáles son algunas señales de que eres adicta al sexo? 

  • Fantasías excesivas 


Cabe destacar, que tener una fantasía sexual es de lo más normal. El problema es cuando estas se vuelven crónicas. Esto quiere decir que son mujeres que todo el día tienen pensamientos subidos de tono e incluso dejan de hacer sus actividades cotidianas.

 

  • Autoestimulación de más 

En otras ocasiones hemos hablado de los beneficios que ofrece la masturbación. Sobre todo, para conocer a fondo tu cuerpo y lo que en verdad te gusta en la cama. Pero, autoestimularse sin control y a todas horas no es normal. Mucho menos si interrumpes tus tareas para lograrlo. 

  • Buscas en otro lado 

Una de las señales más claras de que el sexo se ha vuelto una obsesión en tu vida, es en el momento en el que tu pareja no te llena. Por lo que sales a buscar relaciones sexuales con otras personas, inclusive sin ningún tipo de cuidado para no contraer alguna enfermedad sexual. 

  • Relaciones inestables 

Un gran número de las personas que son adictas al sexo, se les dificulta establecer una relación amorosa a largo plaza. ¿La razón? Lo ven como si fuera una barrera para dejarse llevar con su adicción. De hecho, las personas hipersexuales no suelen crean lazos afectivos fuertes.  

  • Una válvula de escape 

Para las personas adictas al sexo, se vuelve su droga. Una forma de evadir la realidad, de ignorar lo que sucede en su relación, en casa, con sus amigos, el trabajo. Cuando sienten tristeza, desesperación o soledad recurren al sexo. Desde luego, sabemos los beneficios que tiene a nivel biológico y la liberación de endorfinas, por lo que aumenta el riesgo de adicción. 

Temas

Comentarios