Logo Soy Carmin
Virus del papiloma humano: detección y vacuna
Salud

Virus del papiloma humano: detección y vacuna

Existen más de 200 tipos de Virus de Papiloma Humano, 100 tipos afectan diferentes partes del cuerpo y aproximadamente 30 a los genitales.

Por: Jazmín Nuñez

Virus del papiloma humano: detección y vacuna(Unsplash)

Virus del papiloma humano: detección y vacuna | Unsplash

Todo el mundo debe tener conocimiento acerca del virus del apiloma humano, ya que se trata de una de las enfermedades venéreas más frecuentes en el mundo y de la cual, por desgracia, muchas personas no tienen la suficiente información. Por ese motivo, en esta ocasión te hablaremos un poco al respecto: cómo detectarlo, la manera de dar solución y el método de prevención. Esta infección se contagia a través del contacto piel a piel o mucosa al tener intimidad.

El virus del papiloma humano también es considerado como un agente causante de cáncer, condilomas y otras lesiones genitales. La infección por VPH se clasifica en infección de alto riesgo y de bajo riesgo. Las infecciones de bajo riesgo, por ejemplo, pueden causar verrugas, que tienden a desaparecer solas o las trata el profesional de la salud en la consulta. Las infecciones de alto riesgo, que en su mayoría no causan síntomas, pueden durar muchos años y son las responsables de causar cáncer.

La evidencia epidemiológica confirma que el riesgo de infección por el virus de papiloma humano permanece mientras la persona mantenga relaciones íntimas (sin protección) con frecuencia. Durante los últimos años, se ha detectado un aumento en la prevalencia de la infección por el VPH en los adultos jóvenes, asociado, a un incremento en el número de parejas (compañeros de intimidad). La mayoría de las infecciones por este virus son asintomáticas o subclínicas y se vuelven indetectables en el tiempo.

Conoce los detalles más importantes acerca del Viurs del papiloma humano

Virus del papiloma humano: el riesgo de contagio

Lamentablemente, la mayoría de las personas que tienen un tipo de Virus de papiloma humano de alto riesgo, no muestran signos de la infección hasta que ya ha causado graves problemas de salud. Por esta razón, los chequeos regulares son tan importantes. En muchos casos, el cáncer cervical se puede prevenir al detectar cambios anormales en las células que, de no tratarse, pueden convertirse en cáncer.

La manera en que se contrae el virus de papiloma humano es a través de relaciones íntimas orales o genitales, cuando se hace con una persona contagiada. Toda persona activa en este ámbito, corre el riesgo de contagio, aunque se tenga intimidad con una sola persona. Incluso, también es posible que presente los síntomas años después de la actividad con una persona infectada, lo cual dificulta saber cuándo se infectó por primera vez.

Pruebas para detectar el VPH

  • En mujeres

La Organización Mundial de la Salud (OMS), las guías de tratamiento europeas, internacionales y las sociedades científicas relacionadas, recomiendan la introducción de la detección del VPH, en el marco de las pruebas para detección de cáncer de cuello uterino, en las mujeres de 30 años de edad o mayores. Se reserva la citología sola a las mujeres más jóvenes. Se aconseja realizar pruebas de detección del VPH, en conjunto con la citología, en las mujeres entre los 21 y los 65 años de edad. 

En las mujeres, la citología cervical o Papanicolaou y la colposcopia brindan información indirecta para el diagnóstico de una infección por VPH. El único método diagnóstico directo es aquel que busca el material genético (ADN) del virus en la muestra que se estudia.

Los profesionales de la salud, tratan de detectar el Virus de papiloma humano especialmente en las mujeres ya que, en los hombres, generalmente desparece la infección sin causar síntomas. Estas pruebas de detección del VPH consisten en el aislamiento y purificación del contenido genético del virus para su identificación, a través de biología molecular.

Una vez se procesa la prueba, el resultado puede dar: negativo o positivo. Una prueba negativa o normal, significa que no se encontró VPH de alto riesgo en la muestra tomada. Una prueba con resultado positivo, significa que se encontró VPH de alto riesgo en la muestra estudiada.

Cuando la prueba resulta positiva, quiere decir que la persona presenta un riesgo aumentado para desarrollar un cáncer de cuello uterino y debe hacérsele más pruebas para estudiar mejor su situación.

  • En hombres

En los hombres, la infección por el VPH se considera que es muy frecuente y multifocal en los genitales masculinos. Hasta el momento, no hay una prueba aprobada específicamente para hombres, sin embargo, la evaluación para la detección de lesiones por VPH no visibles a simple vista, se hace a través de la penescopía (examen visual con lente de aumento de la parte genital masculina), que permite realizar de manera complementaria, estudios de histopatología de las células y de biología molecular para detección del ADN del virus. Como se mencionó anteriormente, en los hombres, generalmente desparece la infección sin causar síntomas.

VACUNA DE PREVENCIÓN VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

La finalidad de las vacunas contra el virus del papiloma humano es generar células plasmáticas de vida media-larga que produzcan anticuerpos durante decenas de años. Por eso se prefiere vacunar antes de que se inicien las relaciones íntimas –la vía por la que suele contagiar el virus–, aunque los cánceres invasivos no se desarrollen hasta años después de una infección no curada.

La vacuna contra el VPH ayuda a protegerte contra ciertos tipos del VPH que pueden provocar cáncer o verrugas genitales y te protege contra:

  • Tipos 6 y 11 del VPH, que causan el 90% de los casos de verrugas genitales. 
  • Tipos 16 y 18 del VPH: los tipos que causan el 80% de los casos de cáncer cervical. 
  • Otros  cinco tipos de VPH (tipos 31, 33, 45, 52 y 58) que pueden  provocar cáncer de cuello uterino, ano, vulva/ vagina, pene o garganta. 

Las vacunas contra el virus del papiloma humano se suministran en una serie de inyecciones. Para las personas entre 15 y 45 años, esta vacuna tiene tres inyecciones separadas. La segunda inyección es aplicada dos meses después de la primera y la tercera cuatro meses después de la segunda. En resumen, toma alrededor de seis meses ponerse las tres inyecciones. Para las personas entre 9 y 14 años, sólo son necesarias dos inyecciones. La segunda inyección se aplica seis meses después de la primera.

¿Quién debe vacunarse contra el VPH?

Todas las personas de entre 9 y 45 años pueden vacunarse contra el VPH. De este modo, estarán protegidos contra las verrugas genitales o los diferentes tipos del VPH que pueden provocar cáncer. Se recomienda que los niños se vacunen a la edad de 11 o 12 años, para que estén completamente protegidos años antes de tener contacto íntimo con otras personas. Independientemente de tu edad, consulta con tu médico o enfermera para saber si la vacuna contra el VPH podría beneficiarte.

La mejor manera de evitar el contagio por VPH es evitar el contacto íntimo con otra(s) personas. Si eso no te es posible, puedes:

  • Vacunarte contra VPH
  • No tener contacto directo piel a piel de tus zonas íntimas con las de otra persona
  • Usar condón en tus relaciones íntimas

Conócenos en YouTube