Logo Soy Carmin
Violencia obstétrica: “Me pusieron el DIU sin mi consentimiento”
Salud

Violencia obstétrica: “Me pusieron el DIU sin mi consentimiento”

El hecho de que te coloquen un DIU sin tu consentimiento también es considerado como violencia obstétrica.

Por: Joselyn Sánchez

Violencia obstétrica: “Me pusieron el DIU sin mi consentimiento”(Especial)

Violencia obstétrica: “Me pusieron el DIU sin mi consentimiento” | Especial

En México la violencia obstétrica es más común de lo que pensamos, y es que según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI), tres de cada 10 mujeres embarazadas sufren violencia obstétrica durante el embarazo, al momento de parir, y en el posparto, esto se debe a diversas razones.

De acuerdo con el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) la violencia obstétrica se da porque el personal médico no está debidamente capacitado ni sensibilizado en temas de violencia contra la mujer, también tiene que ver en las condiciones deplorables en las que se encuentran los espacios e indumentarias médicas.

La violencia obstétrica se presenta de muchas formas, una de ellas puede ser que te coloquen un método anticonceptivo sin tu consentimiento, esto porque las mujeres merecemos tomar decisiones una vez que hemos sido debidamente informadas sobre nuestras opciones, y saber pros y contras de cada método.

Me pusieron el DIU sin mi consentimiento

María Salazar contó a Verne que cuando acudió al centro de salud para dar a luz a su hija, el personal médico ejerció violencia obstétrica en su contra, aunque en ese entonces pensaba que era normal que le gritaran y humillaran.

Y es que dijo, el personal médico les decía a todas las embarazadas que emitían algún signo de dolor que no lloraran, que ellas habían buscado eso por “abrir las piernas” y que ahora se tenían que aguantar.

Violencia obstétrica: “Me pusieron el DIU sin mi consentimiento” FOTO: PEXELS

Explicó que, con las horas, el trato en el hospital no mejoró, en medio del dolor, el personal médico acudió a su cama para presionarla para firmar un papel del que no le explicaron sobre qué era, pero cuando llegó a su casa entendió sobre lo que se trataba.

Y es que María Salazar refirió que ya en su casa acució al baño y notó que de su zona intima colgaban unos hilos de los que tiró y con esa acción se sacó el DIU que el algún momento le colocaron y que ella no estaba enterada ni había consentido su colocación.