Logo Soy Carmin
Plantas medicinales para curar las infecciones en las vías urinarias
Salud

Plantas medicinales para curar las infecciones en las vías urinarias

Algunas plantas medicinales pueden contribuir a la eliminación de microorganismos patógenos, coadyuvando en la prevención y tratamiento de procesos infecciosos 

Por: Marisela Salazar

Plantas medicinales para curar las infecciones en las vías urinarias(Fuente: Unsplash)

Plantas medicinales para curar las infecciones en las vías urinarias | Fuente: Unsplash

Con el uso de las plantas medicinales se puede tratar y prevenir las infecciones en las vías urinarias, una de las patologías que más afecta a las mujeres. Puede provocar dolor pélvico, necesidad urgente de orinar, dolor mientras se orina y sangre en la orina. La vía de entrada de los agentes infecciosos como bacterias, virus u hongos suele ser la uretra.

Normalmente los microorganismos son expulsados por el flujo de la orina, pero pueden adherirse a las paredes del tracto urinario provocando una infección, y dependiendo de la virulencia del agente infeccioso llegar a los riñones. Las plantas medicinales se utilizan para disminuir el empleo de antibióticos que puedan generar resistencia a los microorganismos

Las infecciones en las vías urinarias se clasifican según la zona afectada en: infecciones del tracto urinario bajo, cuando afectan a vejiga, próstata y uretra, e infecciones del tracto urinario alto, cuando se instaura en riñones y uréteres. Pero por lo general son menos frecuentes las infecciones de zonas altas del aparato urinario.

Acontinuación compartimos algunas de las plantas medicinales más utilizadas:

  • Arándano rojo americano 

Es la planta medicinal más utilizada para el tratamiento y prevención de esta patología, tiene una actividad antiadherente a la superficie de la mucosa, evitando que se pueda llevar a cabo el progreso de infección. Su seguridad de uso durante el embarazo, su buena tolerancia y la ausencia de interacciones con fármacos, hacen que sea más utilizado.

Seguir leyendo: Infusión de lavanda para aliviar el resfriado común

  • Brezo

Esta planta medicinal está indicada para aliviar los síntomas asociados a las molestias urinarias menores como quemazón y dolor al orinar. Sus flavonoides y taninos poseen una acción antiinflamatoria que actúa especialmente sobre las paredes de la vejiga y, por lo tanto, sobre las molestias urinarias.  

  • Gayuba

Las hojas de esta planta medicinal contienen una sustancia denominada arbutósido que se hidroliza a nivel intestinal por la acción de ácidos y posee notables propiedades antibacterianas. Asimismo, es una fuente importante de propiedades antiinflamatorias y diuréticas, que favorecen el aumento del volumen de la orina y la eliminación renal de la urea.

Seguir leyendo: Tés para desinflamar el estómago después del recalentado

Las plantas medicinales diuréticas actúan disminuyendo la retención de líquidos pero además pueden contribuir a la eliminación de microorganismos patógenos, coadyuvando en la prevención y tratamiento de procesos infecciosos de vías urinarias. Entre las más reconocidas por el Committee on Herbal Medicinal Products de la Agencia Europea de Medicamentos se encuentran:

  • Orotosifon

De esta planta medicinal solo se utilizan sus hojas por su riqueza en flavonoides, polifenoles, aceite esenciales y potasio. Aumenta la eliminación renal de los líquidos, la urea y el ácido úrico. Actúa como diluyente incrementando el flujo urinario (efecto lavado), favoreciendo la eliminación de arenillas renales. 

  • Diente de león

Se utiliza toda la planta medicinal incluida la raíz por sus propiedades diuréticas y laxantes. Ayuda a eliminar líquidos y a limpiar y depurar las toxinas acumuladas en el organismo proporcionando efectos beneficiosos sobre las arenillas renales y a su vez, previniendo la aparición de piedras en el riñón. Además estimula la secreción en la digestión.

  • Cola de caballo

Esta planta medicinal también se conoce como equiseto, tiene propiedades diuréticas y remineralizantes. Su actividad diurética es suave, por lo que se recomienda en alteraciones urinarias menores para incrementar el volumen de orina excretado y lograr un efecto lavado, así como también en cálculos renales de pequeño tamaño (arenillas).