Logo Soy Carmin
Ajo: Un poderoso aliado para tu salud
Salud

Ajo: Un poderoso aliado para tu salud

El ajo es una planta medicinal que ofrece efectos antisépticos, vasodilatadores, diuréticos, antiinflamatorios y anticoagulantes que influyen positivamente en muchas enfermedades

Por: Marisela Salazar

Ajo: Un poderoso aliado para tu salud(Fuente: Pexels)

Ajo: Un poderoso aliado para tu salud | Fuente: Pexels

El ajo es conocido a nivel mundial y suele utilizarse para fines medicinales y culinarios debido a que tiene efectos antisépticos, vasodilatadores, diuréticos, antiinflamatorios y anticoagulantes que influyen positivamente en muchas enfermedades. 

Es una planta medicinal que ofrece bastantes beneficios para la salud y es muy recomendable incluirlo dentro de una dieta diaria. La calidad y cantidad de las propiedades naturales que contiene y puede aportar, es superior a la que otras verduras pueden ofrecer.

No puede faltar en los hogares mexicanos porque es el encargado de aromatizar y acentuar el sabor de los alimentos. Su característico olor y su sabor picante y penetrane, se deben al contenido de sustancias azufradas como la alicina y el disulfuro de alilo, y son parte de su encanto culinario.

El ajo posee todo el conjunto de macronutrientes requeridos por el cuerpo como parte de una alimentación saludable tales como hidratos de carbono, grasas y proteínas, además es muy rico en vitaminas del complejo B así como también tipo A, C, E y K y posee minerales como: fósforo, potasio, magnesio, zinc, calcio, hierro y folatos, manganeso, cobre, selenio, sodio. 

Esta planta medicinal de hojas planas y flores blancas, de un color verde intenso, produce debajo de la tierra, a unos 50 centímetros de profundidad aproximadamente, un bulbo que también suelen llamar cabeza, que a su vez se divide en gajos o dientes, y es lo que normalmente se utiliza del ajo.

Seguir leyendo: Cataplasma con plantas medicinales para aliviar tus dolencias

Algunos de los beneficios del ajo son:

Mejora la circulación sanguínea 

A través de su alto contenido de vitamina B, el ajo se convierte en un anticoagulante natural, además, la sangre presenta una reducción significativa de los niveles de homocisteína, sustancia responsable del endurecimiento de los vasos. Esto a su vez, reduce el riesgo de padecer algunas enfermedades como hipertensión, trombosis, arteriosclerosis o problemas del colesterol, entre otros males que usualmente se asocian con dificultades o patologías cardíacas.

Es depurador del organismo 

Mediante las vitaminas A, B y C, el ajo puede acelerar las funciones hepáticas y ayudar a eliminar sustancias que el hígado por sí mismo no es capaz de procesar. Funciona como desintoxicante de parásitos, toxinas y otras sustancias dañinas para el organismo (virus, bacterias) y también desinflamatorio.

Estimula es sistema respiratorio 

El ajo también funciona como un antibiótico de origen natural para ayudar en resfriados, tos u otros problemas en el sistema respiratorio. La función principal de esta planta medicinal consiste en descongestionar la mucosa producida por la sinusitis o gripe y limpiar los pulmones.

Reduce el colesterol 

Según la Fundación Española del Corazón, se recomienda la ingesta de un gajo de ajo cada día para reducir los niveles de colesterol, ya que, asegura que personas con problemas cardiovasculares han conseguido disminuir hasta en un 9 por ciento la cantidad del colesterol malo.

Seguir leyendo: Valeriana, planta medicinal para aliviar el estrés y domrir como cenicienta

Protege el aparato digestivo 

El consumo de ajo a diario incide en un aceleramiento del proceso de descomposición de otros alimentos, es decir, la producción de ácidos gástricos. Una ventaja que va muy de la mano con el efecto depurador del ajo, esencialmente, de alimentos con alto contenido de hierro o mercurio.

Previene la osteoporosis 

Consumir ajo con regularidad previene la descalcificación de los huesos por causas naturales como la edad. En base a algunos estudios realizados al respecto, un grupo de mujeres en etapa menopáusica consumió a diario una dosis controlada, dando como resultado un mayor nivel de estrógenos.

Estimula el sistema nervioso e inmune 

Entre los beneficios más importantes del ajo se encuentran la prevención de padecer ciertos tipos de cáncer principalmente próstata, Alzheimer y demencia. Además, también suele usarse para el control de la diabetes, gastritis y hemorroides, y combatir infecciones comunes.

Además de ser utilizado como remedio casero, una gran catidad de fármacos usan el ajo como componente activo. Los soldados de la segunda guerra mundial lo usaban para curar sus heridas y como antibiótico, mientras que los esclavos egipcios lo consumían como alimento de fortalecimiento para el trabajo duro.

El ajo suele ser considerado como una especia por su sabor y uso como condimento, otras personas piensan que es una hierba, pero realmente se trata de un tubérculo, es decir, una verdura que crece bajo la tierra.