Logo Soy Carmin
Uñas mordidas: sus peligros para nuestra salud
Salud

Uñas mordidas: sus peligros para nuestra salud

Uno de los peores hábitos que las personas podemos tener es el de masticarnos las uñas. Y no solo nos referimos a que se compromete la cuestión estética, sino también la de la salud bucal. 

Por: Nancy Villarreal

Uñas mordidas: sus peligros para nuestra salud(Especial Pexels)

Uñas mordidas: sus peligros para nuestra salud | Especial Pexels

El hábito de morderse las uñas es más común de lo que parece dentro de la sociedad y tiene el nombre científico de onicofagia. Esta costumbre puede ser la responsable de afecciones bucodentales; así lo reveló el Consejo General de Dentistas de España, por lo que esta organización recomienda a las personas que la llevan a cabo, que acudan a regulares revisiones dentales para prevenir enfermedades. 

Esta costumbre puede iniciar a muy temprana edad, entre los 4 y 6 años y permanecerá durante la mayor parte de sus vidas. Como con nuestras manos manejamos todo tipo de objetos y prácticamente hacemos todo, morderse las uñas de las manos resulta ser uno de los hábitos más sucios y cero saludables, sobre todo cuando inician en los primeros años de vida. 

En los niños, esta acción puede provocar movimientos dentarios anómalos y se puede originar la maloclusión dental, que es la alineación anormal de las piezas. En el caso de los dientes de leche y también en las piezas permanentes, el acto de masticar las uñas, su esmalte puede sufrir alteraciones y abrasiones. 


Problemas bucodentales causados por las uñas mordidas

Los principales problemas que pueden presentar en la salud bucodental las personas que acostumbran morderse las puntas de los dedos, según los dentistas y profesionales, son el desgaste del esmalte y las microfracturas en los dientes, principalmente en los incisivos superiores. 

Puedes leer: Nombres de niña que significan "belleza", son hermosos para tu bebé

Además, se suman los problemas en la articulación temporomandibular (ATM) como dolores o chasquidos incómodos. Por otro lado, las bacterias que se alojan debajo de nuestras uñas, pueden originar infecciones en las encías y las molestas aftas dentro de la boca. 

En casos de salud muy extremos, la onicofagia puede ocasionar algunas patologías como el bruxismo, la cual consiste en el crujido, el rechinido o la tensión aplicada entre las piezas dentales. Cuando se padece de esta, inconscientemente se pueden apretar y rechinar los dientes mientras se está despierto (bruxismo diurno) o mientras se está dormido (bruxismo nocturno).

Puedes leer: Uñas: motivos por los que no debes abusar del esmalte

A la larga, este padecimiento puede comprometer la supervivencia de uno o varios dientes. Aquellas personas que tienden a morderse las uñas, deben entonces estar conscientes de las consecuencias que pueden padecer en su salud bucal, por ello, lo más responsable es que se acudir al dentista de forma regular para prevenir enfermedades

 
Síguenos en

Temas

  • Uñas
  • Uñas mordidas

Comentarios