Logo Soy Carmin
Si tienes dolor de espalda, podría ser ansiedad
Salud

Si tienes dolor de espalda, podría ser ansiedad

El dolor de espalda por ansiedad no siempre desaparece con tomando medicamentos o durmiendo en el mejor colchón. Desafortunadamente tenemos un alto soporte de dolor alcanzando los máximos niveles de estrés y ansiedad

Por: Aline Ordaz

Si tienes dolor de espalda, podría ser ansiedad(Foto: Unsplash)

Si tienes dolor de espalda, podría ser ansiedad | Foto: Unsplash

Si has pasado por un continuo dolor de espalda, causándose por sentimientos de ansiedad, por lo que es necesario descartar otros motivos fisiológicos y encontrar un bienestar en esta parte del cuerpo que nos sirve como soporte y que de haber dolor se vuelve una condición limitante.

El dolor de espalda por ansiedad no siempre desaparece con tomando medicamentos o durmiendo en el mejor colchón. Desafortunadamente tenemos un alto soporte de dolor alcanzando los máximos niveles de estrés y ansiedad, por lo que nos cuesta controlar las preocupaciones y manejar las emociones.

Puedes leer: Dolor de espalda, señal de muerte prematura: estudio

No poder lidiar con tanto estrés que se convierte en ansiedad impacta nuestro sistema musculoesquelético, siendo el dolor de espalda una de las patologías con mayor prevalencia, la mala postura, la carga de trabajo, la artritis, la osteoporosis, la rotura o los problemas con los discos son motivos que nos llevan al dolor de espalda.

Sin embargo, son también los trastornos emocionales como la ansiedad y la depresión,  desencadenantes de un doloroso malestar en la espalda y es lamentable dar cuenta que esta situación relativa a un dolor en la columna vertebral a causa de un factor psicológico afecta tanto a la población adulta como a los niños y jovenes.

Si el dolor de espalda no cesa desde que despiertas y hasta la noche que vuelves a la cama, tienes que saber que la lumbalgia común tiene un gran impacto social y económico. Es muy complicado desempeñar nuestro trabajo cuando el dolor de espalda nos impide movernos. También es importante destacar el tiempo, incluso el dinero que invertimos en pruebas y tratamientos médicos, en fármacos, en terapias, fisioterapeutas.

Dolor de espalda y ansiedad van muchas veces de la mano, estudios realizados en la Universidad de Porto en Portugal señalan algo más al respecto. Es muy común que pacientes con lumbalgia crónica evidencien trastornos depresivos y de ansiedad, lo que dificulta incluso la efectividad de determinados tratamientos. 

Cuando te duele la espalda, hay un descenso en el aporte de oxígeno a esta área y deja de recibir nutrientes. Con lo que empiezan a acumularse en los músculos y tendones residuos bioquímicos. Esto ocasiona desde rigidez, calambres, falta de flexibilidad hasta tensión y dolor.

Si tienes dolor de espalda, podría ser ansiedad. Foto: Unsplash

Si a ello, le sumas situaciones de ansiedad y estrés las estructuras nerviosas experimentan una mayor sensación de dolor, la hipersensibilidad se eleva y es común experimentar mayor sufrimiento general en toda el área de la columna vertebral. La tensión lumbar acumulada durante días deriva en el clásico dolor de espalda y en lo que se conoce como síndrome de miositis por tensión.

Para tratar el dolor de espalda por ansiedad necesitamos cambios. La espalda, como la salud mental, se atienden a diario y algo así requiere esfuerzos y voluntades cotidianas. Por ello, es importante que en primer lugar procuremos racionalizar nuestras emociones y cuidar nuestro diálogo interno.

Es decisivo que nos ofrezcamos tiempos de descanso a lo largo del día. Esos instantes de conexión, de calma física y mental son importantes. Algo tan simple como salir a caminar todos los días durante media hora es muy saludable. El cuerpo, como la espalda, necesitan movimiento, de ahí que la natación, andar o correr sean acciones recomendables.

Puedes leer: Miss Universo y Zozibini Tunzi preparan la corona de mil diamantes

Los ejercicios de respiración profunda y diafragmática son beneficiosos para tratar la ansiedad y el dolor físico. Practicar yoga, por ejemplo, puede ser muy acertado en estos casos. Y una actividad muy importante es que hay que cuidar la postura delante de la computadora y procurar establecer intervalos de descanso para hacer algunos movimientos.

Síguenos en

Temas

  • Dolor de espalda
  • Ansiedad

Comentarios