Logo Soy Carmin
Seis consejos para incluir colágeno en tu alimentación y prevenir el envejecimiento
Salud

Seis consejos para incluir colágeno en tu alimentación y prevenir el envejecimiento

El colágeno es la clave para prevenir el envejecimiento, es por ello que pasados los 30 años debes comenzar el hábito de consumir la proteína dentro de tu dieta regular, te damos algunos consejos para incorporarlo de manera sencilla.

Por: Joselyn Sánchez

Seis consejos para incluir colágeno en tu alimentación y prevenir el envejecimiento(Freepik)

Seis consejos para incluir colágeno en tu alimentación y prevenir el envejecimiento | Freepik

El colágeno es una proteína natural que consume el cuerpo y existen diferentes tipos, uno especial para cada parte que lo requiere. Las uñas, el pelo, la piel, los huesos, los ligamentos, los tendones, los cartílagos, los vasos sanguíneos y los intestinos, son solo algunos de los clientes de esta proteína que ayuda a retrasar el envejecimiento.

Aunque el colágeno se produce de forma continua, después de los 25 años el cuerpo pierde, en promedio un 1.5 por ciento de nuestro colágeno cada año, lo que hace que las fibras disminuyan y pierdan elasticidad, esto contribuye a que aparezcan los signos de la edad y se comiencen a notar las líneas de expresión.

Seguir leyendo: Cinco consejos que las japonesas usan para desaparecer arrugas

Otros factores, como la constante exposición a la luz ultravioleta, la alta cantidad de azúcar que consumimos diario y el estrés del día a día, también contribuyen al agotamiento de las células. Esto nos deja con una densidad ósea reducida, una recuperación posterior al ejercicio más lenta y una piel arrugada y opaca por la falta de colágeno.

En el mercado farmacéutico existen opciones para consumir el colágeno, pero también puedes consumir la proteína de manera natural pues muchos alimentos de la vida diaria lo contienen, por eso queremos compartir contigo algunos platillos en los que puedes encontrar la proteína y así incluirla de manera regular en tu alimentación.

Alimentos

Caldo de huesos

Suena un poco extraño, pero así como preparas un caldo de pollo, puedes hacer un caldo con los huesos del pescado, de res y por supuesto, de la gallina. El caldo de espinas de pescado tiene la forma más biodisponible de colágeno, el caldo de res se enfoca en la piel y el intestino y el pollo es para la salud de las articulaciones. Está hecho de tendones y ligamentos libres de hormonas hirviendo y sin químicos con agua filtrada, verduras, hierbas frescas y otros condimentos.

Mantequilla de nuez

Puede no ser sólo de nuez, también funciona muy bien la mantequilla de almendras o avellanas, funciona siempre que la consistencia no sea tan grumosa y separada. Puedes utilizarla en combinación con algún otro producto, pero solo debes consumir una cucharada por día.

Polvo de colágeno

En las farmacias puedes adquirir este producto que es muy fácil combinar con bebidas como el café matutino. Otra posibilidad es usar una crema de colágeno, que los bebedores de té también pueden incorporar. En cuanto a otras bebidas como el matcha, lo mejor es agregar un polvo de colágeno sin sabor o colágeno matcha mientras se mezclan los componentes.

Seguir leyendo: Hábitos durante las mañanas que harán tu piel más joven 

Avena

Puedes utilizar el polvo de una grenetina y lo mezclas con tu avena para después consumirlo a tu antojo. Un solo paquete de grenetina debe ser suficiente para una porción de tu avena matutina. Cocina la avena en el microondas (aproximadamente 1 minuto) y luego agrega la gelatina en polvo sin sabor. Asegúrate de agregar la gelatina por la mañana y de comerla de inmediato, ya que si se deja en el refrigerador durante la noche, ¡puede convertirse en gelatina!

Licuados o batidos

Para quienes están constantemente en movimiento, esta es una de las formas más simples de integrar colágeno, especialmente en la mañana para comenzar el resto del día. Agregar la cantidad sugerida de colágeno en polvo (preferiblemente sin sabor) a la mezcla de licuados, tal como lo haría con los batidos de proteína en polvo.

Productos horneados

Al igual que en los batidos, puedes optar por consumir el colágeno en tus alimentos horneados. La cantidad indicada de cucharadas se puede agregar a una mezcla de brownie, galleta o pastel mientras aún está húmeda y mezclada uniformemente. A veces, a los panaderos les puede resultar más fácil fusionarla con el glaseado, la idea es que lo incluyas.

Únete al canal de YouTube de Soy Carmín para más contenido