Logo Soy Carmin
Razones por las que hay dolor durante las relaciones íntimas
Salud

Razones por las que hay dolor durante las relaciones íntimas

El dolor durante las relaciones íntimas afecta a más mujeres de lo que te imaginas, por ello hoy te explicaremos las razones de este padecimiento, queremos que disfrutes al máximo de tu próximo encuentro 

Por: Laura Alarcón

Razones por las que hay dolor durante las relaciones íntimas(Pexels)

Razones por las que hay dolor durante las relaciones íntimas | Pexels

Razones por las que hay dolor durante las relaciones íntimas, este padecimiento puede darse a cualquier edad y sus causas son diversas por ello es importante que consultes a un especialista para poder determinar qué es realmente lo que puede estar pasando. 

Los expertos de Mayo Clinic explican que el dolor durante las relaciones íntimas es conocido como “dispareunia”, y lo definen como un dolor genital persistente o recurrente que ocurre justo antes, durante o después de tener relaciones íntimas.

Dicho dolor aparece por diversos factores como ya lo mencionamos en líneas previas que van desde lo emocional hasta lo físico. Por ello es importante busques siempre entender las señales que te da tu cuerpo. 

Antes que nada es importante que identifiques la intensidad del dolor, cuando es una molestia leve puede deberse a una lubricación insuficiente, lesiones o infecciones, pero si el dolor se torna intenso puede ser causado por ciertas enfermedades o cirugías previas. 

Claro que existen otros casos donde las razones del dolor son psicológicas como en el caso del vaginismo: “Es un espasmo de los músculos que rodean la vagina, que ocurre en contra de tu voluntad. Los espasmos cierran la vagina y pueden evitar la actividad íntima y los exámenes médicos” señalan los expertos en salud

Uno vez dicho lo anterior es importante que tomes en cuenta las señales que te da tu cuerpo y busques ayuda a tiempo. Mereces una vida íntima placentera, consulta a un especialista en salud.   

Visita nuestro canal de Youtube

TE RECOMENDAMOS