Logo Soy Carmin
Genofobia, el miedo a tener actividad íntima, sí existe
Salud

Genofobia, el miedo a tener actividad íntima, sí existe

Existe el miedo a tener intimidad y es una cuestión de salud tratable que no tiene que avergonzar a sus pacientes; hoy, te hablamos de la genofobia

Por: Nancy Villarreal

Genofobia, el miedo a tener actividad íntima, sí existe(Especial Pexels)

Genofobia, el miedo a tener actividad íntima, sí existe | Especial Pexels

Aunque no lo creas, existe una fobia con la que se denomina al miedo a tener intimidad con otra persona. Se le denomina genofobia y se trata de un temor irracional a la actividad física de carácter íntimo y a su culminación con una penetración. Las personas que padecen este padecimiento pueden dar besos y abrazos, hasta caricias, pero hasta ahí. 

Otras formas de interacción íntima es posible para los genofóbicos, pero cuando se tiene que pasar a la interacción de las zonas privadas del cuerpo, puede causarles mucho miedo. La situación puede llegar a tal grado de sentir mucha ansiedad e incluso pánico a una penetración. Esta es una de las varias fobias íntimas que existen. 

¿Qué es lo que origina la genofobia? Pues los expertos dicen que no hay causas generales, sino que pueden ser diversas y en cada caso individual tienen que averiguarse. Comúnmente, este miedo tiene mucho que ver con experiencias del pasado o las creencias de la persona afectada, como haber sido víctima de alguna agresión de esta naturaleza, el miedo al embarazo u otros problemas emocionales. 

Puedes leer: La utilidad de las toallitas íntimas

Otra de las causas principales es el padecimiento de dolor al momento de la penetración por cuestiones médicas o fisiológicas, situación que claro que va a impactar a nivel psicológico. También existen cuestiones como la impotencia o la eyaculación precoz en los hombres, o el vaginismo en las mujeres. 

Los padecimientos emocionales también influyen en las experiencias íntimas; la vergüenza a que vean el cuerpo, la preocupación por el buen rendimiento, el temor a los contagios o infecciones y hasta las creencias religiosas de las personas. 

¿Cómo aliviar la genofobia?

A través de la psicoterapia cognitivo conductual y la terapia de pareja, así como los tratamientos por causas médicas o fisiológicas. Por eso es importante que cuando se nota la presencia de este temor, hay que analizar de donde viene desde nuestro interior. 

La intimidad física no hace felices a todos.
La intimidad física no hace felices a todos. / Especial Pexels

Una vez identificada las causas de la genofobia y comenzado un tratamiento adecuado, conviene informarse sobre los temas íntimos con un experto, además de que la terapia de pareja tendrá como resultado la anulación del malestar al pensar y practicar la intimidad.

Puedes leer: Cómo impacta el nacimiento de un bebé en la intimidad de la pareja

Este problema puede afectar por igual a hombres y mujeres sin distinción, por la misma naturaleza diversa de las causas que mencionamos antes. Así que ha llegado el momento de deshacernos de tabúes y miedos en lo que respecta a nuestra vida íntima, todo padecimiento tiene un tratamiento y hay que sentirnos libres de preocuparnos por nuestra satisfacción.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Nancy Villarreal

Nancy Villarreal

Periodista

Soy una comunicóloga mexicana de 31 años que está buscando encontrar el equilibrio y la felicidad en todos los aspectos de su vida. Apasionada de la redacción, la fotografía y la danza.

Ver más

Comentarios