Logo Soy Carmin
Cuando debo de preocuparme por las constantes lagañas
Salud

Cuando debo de preocuparme por las constantes lagañas

En caso de presentar síntomas, es recomendable que asistas con un especialista oftalmológico, para que en primer lugar te haga un diagnóstico y después te dé un tratamiento adecuado

Por: Patricia Zavala Jiménez

Cuando debo de preocuparme por las constantes lagañas(PEXELS)

Cuando debo de preocuparme por las constantes lagañas | PEXELS

Cuando debo de preocuparme por las constantes lagañas. Es común que las lagañas se presenten durante la noche al disminuir la producción de lágrima acuosa y hacerse la secreción más densa. Esta secreción mucosa evita que tus ojos se sequen al dormir. Sin embargo, pueden formarse durante el día por mientras estás con los ojos abiertos, pero por lo general se elimina con el parpadeo.

Debes saber que las legañas están formadas por moco y grasa, así como restos de polvo y deshechos que se van acumulando en los ojos. Lo cual es normal. Sin embargo, debes poner atención cuando presentan un color anormal, la secreción es excesiva, acompañada de dolor y otros síntomas, debido a que puede deberse a una infección o enfermedad ocular.

TE PUEDE INTERESAR Consejos para no sobreproteger a tus hijos

Algunos síntomas que podrían ponerte en alerta, debido a que por lo general indican que se tiene una infección o enfermedad ocular, son: Segregas una cantidad excesiva; presentan un aspecto purulento; tienen un color amarillento o verdoso, recuerda que lo normal es que sean de color blanquecino.

Además, te pican o sientes dolor en la zona ocular. Si presentas alguno de estos síntomas relacionados con tu visión, es recomendable que asistas con un especialista oftalmológico, para que en primer lugar te haga un diagnóstico y después te dé un tratamiento adecuado.

PEXELS

Un trastorno ocular que podría estar ocasionando la secreción anormal de legañas podría ser la conjuntivitis, la cual genera una sensación arenosa en los ojos, provoca picor, los ojos están hinchados, irritados, tienes sensibilidad a la luz, pero además se presenta mucosidad amarilla, blanca o verde pegajosa.

La secreción ocular podría llegar a ser tan abundante que la persona se puede despertar con los ojos pegados por legañas; puede afectar a un ojo o ambos. La conjuntivitis puede ser bacteriana, vírica o alérgica. Es necesario que se trate a tiempo porque podría generar complicaciones en el ojo. Por lo general, se transmite por el contacto directo con las manos infectadas u otros elementos que hayan tocado el ojo.

Otra causa podría ser la blefaritis, la puedes identificar si tienes legañas en mayor cantidad en el borde del párpado, además tienen un aspecto blanquecino o amarillento. También genera dolor, enrojecimiento o picazón en los párpados.

Otra opción, es que presentes un orzuelo, es fácil de identificar porque es similar a un grano que aparece al margen de tu párpado y tiene como síntomas enrojecimiento, sensibilidad, costras, incomodidad al pestañear, pus amarillo o hinchamiento del párpado.

Debes saber que la mayoría son inofensivos y llegan a sanarse por sí solos, aun así, es recomendable que acudas con el oftalmólogo para que te haga un buen diagnóstico. En contra parte, si tienes dolor ocular, enrojecimiento, párpados hinchados, fotofobia y secreción ocular densa, podrías tener una úlcera corneal.

Se trata de una infección ocular o lesión en la córnea, bastante similar a un absceso, que, en ocasiones, puede presentar un aspecto grisáceo. Es fundamental que acudas con el oftalmólogo porque puede afectarte la visión por completo.

En la mayoría de los casos, es causada por un traumatismo en el ojo, o por una infección ocular que no se haya tratado, bien sea bacteriana, viral, micótica o parasitaria. Otra posibilidad es que presentes dacriocistitis. Implica un lagrimeo constante, enrojecimiento de la piel en el ángulo interno del ojo, hinchazón del saco lagrimal, dolor, secreción mucopurulenta, así como conjuntivitis o blefaritis.

Esta es la inflamación del saco lagrimal, por lo general afecta a mujeres entre 40 y 50 años, así como a lactantes. Puede ser dacriocistitis aguda, es decir, producida de forma repentina, o crónica de larga duración.

Otra infección ocular viral recurrente o la queratitis por Acanthamoeba, que por lo general está ocasionada por no seguir una higiene adecuada a la hora de manipular las lentes de contacto, especialmente los blandos.  Es fundamental que acudas con el especialista porque podría afectar tu visión.

La queratitis herpética, también conocida como herpes en el ojo, es una inflamación de la córnea provocada por una infección del virus grupo herpes y ocasiona la primera causa de ceguera corneal. Suele ser frecuente y produce pérdidas importantes de la agudeza visual por afectar a la córnea.

Ten en consideración que las legañas también pueden llegar a producirse por el síndrome de ojo seco, generado por la producción insuficiente de lágrimas o una disfunción de ciertas glándulas, que impide la correcta lubricación de la superficie de los ojos y, por tanto, se irritan e inflaman. Lo más recomendable es que acudas con el especialista para que te haga un diagnóstico a tiempo.

Síguenos en

Temas

  • Lagañas
  • Síntomas
  • Cuidados
  • Oftalmógolo
  • Infecciones
  • Ojo
Foto del periodista Patricia Zavala Jiménez

A lo largo de 15 años de ejercer el periodismo he aprendido a escuchar e involucrarme con la gente, además me ha permitido conocer lugares y contar historias que en muchas ocasiones permanecen en el olvido. Siempre he dicho que esta carrera te permite conocer un poco o mucho de todo: por la mañana puedes cubrir una conferencia de prensa con políticos, por la tarde una marcha y por la noche ir a un cóctel o alfombra roja con las estrellas.

Ver más

Comentarios