Logo Soy Carmin
Cómo saber si he llegado al clímax al hacer el amor.
Salud

Cómo saber si he llegado al clímax al hacer el amor

Muchas mujeres ignoran si lo han tenido, mientras que otras, definitivamente no lo han experimentado, por lo que, e la mano de los expertos, te diremos cuáles son las señales para saber si has llegado al clímax durante un encuentro en la cama

Por: Bonita Haro

Cómo saber si he llegado al clímax al hacer el amor.(FOTO: PEXELS)

Cómo saber si he llegado al clímax al hacer el amor. | FOTO: PEXELS

Aunque no lo creas, hay mujeres que, a pesar de tener una vida activa en la cama con alguna pareja, no han gozado la satisfacción de llegar al clímax al hacer el amor, o bien, muchas otras ni siquiera lo han notado. Ante esta situación tan común, te diremos, según los expertos, cómo saber si has llegado al clímax en la cama, para que salgas de dudas de una vez por todas.

Y no, no es que estemos defectuosas por no haber experimentado esta sensación que todas deberían vivir, pues existen muchos factores que pudieran estar impidiendo que te dejes llevar por ese momento, o bien, quizás hay quienes lo hayan sentido, pero no sepan de qué se trata, por lo que despejaremos todas tus dudas.

¿Por qué algunas mujeres no han llegado/no lo han sentido?

La primera pregunta que debes hacerte es ¿he tenido un 0rgasm0?, y eliminar de tu mente cualquier cliché que envuelva esta palabra y que hayas visto en películas o series, pues cada quien lo experimenta de manera diferente, por lo que no hay que predisponerse con datos inciertos.

De acuerdo a la psicóloga y experta en la materia, Ana Lombardía, esta sensación del punto máximo de placer que se siente durante un encuentro en la cama, puede resultar demasiado subjetiva, pero al final, agradable para quien lo experimenta.

“Además, es importante no intentar experimentar lo que cuentan otras personas. No son fuegos artificiales, ni se oye música, ni tiene por qué ser la mejor emoción del mundo. Es más, hay personas que sí sienten orgasmos, pero los tienen tan idealizados que no los identifican como tal”, explicó.

Sigue leyendo: Mujeres que no duermen bien, engordan, lo dice la ciencia

La especialista aseguró que muchas mujeres pudieran no haberlo experimentado, o bien, no haberlo sentido, por tener el suelo pélvico de baja tonicidad, lo que hace que las contracciones que provoca el clímax sean tan leves, que quizás no las sientas.

Sin embargo, hay otros factores a nivel emocional o psicológico que quizás estén impidiendo que te liberes al hacer el amor, y no te están permitiendo llegar al clímax.

“Una vez descartada la causa física, la mayor parte de los casos en los que no se sienten los orgasmos están relacionados con factores emocionales y psicológicos”, aclaró.

Sigue leyendo: Cómo evitar quedar insatisfecho en la cama

Ante esto, lo más viable y recomendable es acudir con un especialista, de preferencia psicólogo sexólogo, que te ayude a encontrar tu problema en particular, que puede resumirse a una falta de confianza en nosotras mismas o nuestra pareja, la incapacidad de deshinibirnos, no saber cómo darnos placer nosotras mismas, e incluso, mitos que reprimen a la mujer en este aspecto.

Cómo lograr llegar al clímax

Pero, no todo está perdido. De hecho, existen muchas maneras de lograr llegar al clímax mientras haces el amor, pero la solución tiene que ver mucho con permitirnos disfrutar al máximo este encuentro, dejar que nuestro cuerpo se exprese sin inhibiciones y prejuicios, y centrarnos en disfrutar de esta satisfacción a la que todas tenemos derecho.

“Cuanto más los busquemos, menos aparecerán. Así que recuerda que solo hacen falta dos cosas: mucha excitac1ón y desinhibición. Si intentamos llegar, en vez de pasárnoslo bien, centrarnos en el placer y descontrolarnos, nuestra concentración se irá a la preocupación”, advirtió la especialista.

Asimismo, Ana Lombardía recomendó que, si nunca has experimentado esta sensación, primero trates de buscarla tú misma autocomplaciéndote, y una vez que conozcas tu cuerpo y sepas qué es lo que te prende, pedirle o decirle a tu compañero qué es lo que te gusta y que no, a fin de que ambos disfruten al máximo ese especial momento.

Y es que, llegar al clímax no es cosa de unos cuantos segundos, pues de hecho, tiene muchísimos beneficios que aportan bienestar a nuestra vida y se reflejan muchísimo en nuestro estado de ánimo, así como en el vínculo que tenemos con nuestra pareja, el cual, sin duda, se fortalece.

“Son muy placenteros y, por tanto, aportan mucho bienestar. Mejoran el ánimo, afectan de manera muy positiva a nuestra autoestima... Incluso si tienes pareja, fomentan el vínculo con la misma y los conecta más”, concluyó la experta