Logo Soy Carmin
Cómo mejorar la higiene íntima para evitar infecciones
Salud

Cómo mejorar la higiene íntima para evitar infecciones

El cuidado de la piel y cabello es importante, pero la higiene y el cuidado de la zona íntima lo es aún más, sobre todo al momento de evitar infecciones que nos hacen de cuadritos la vida.

Por: Wendy González

Cómo mejorar la higiene íntima para evitar infecciones(Unsplash)

Cómo mejorar la higiene íntima para evitar infecciones | Unsplash

En tema de salud, la higiene en la zona íntima es clave para mejorar nuestro estilo de vida. Además de prevenir varios problemas de salud que están relacionados con infecciones, malos olores, flujos sospechosos y ciclos irregulares que pueden ser erradicados si son tratados a tiempo. Por lo que te damos un par de consejos para mejorar la higiene y salud íntima de la mujer.

Familiarizarte con la zona V

A diferencia de los hombres, la zona íntima de la mujer no se encuentra visible, por lo que es necesario conocer nuestra zona V por medio de un espejo y exploración al tacto para identificar todos los elementos que conforman nuestra zona íntima. Una vez realizado este proceso, será más fácil reconocer las zonas a limpiar y cómo hacerlo.

Al momento de lavar nuestra zona íntima es necesario hacerlo de adelante hacia atrás, esto evitará que las bacterias que se encuentran en el ano vayan directo hacia la vagina, además de realizar estos suaves movimientos, es necesario utilizar un jabón neutro, libre de perfumes o aromas, debido a que esos productos pueden desequilibrar el pH.

Por otro lado, los especialistas recomiendan que la higiene íntima se haga con un jabón a parte, para evitar que se acumulen bacterias. Además de que la zona V es una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo y piel, por lo que se deben de utilizar jabones neutros para evitar infecciones causadas por hongos y eliminar la buena flora de dicha zona.

Seguir leyendo: Carbohidratos durante la menstruación, cómo comerlos

Utiliza el método de higiene que mejor se adecue a tu ciclo

Actualmente tenemos varias opciones para cuidar nuestra zona íntima y que además se adaptan al estilo de vida de cada mujer y la cantidad del flujo. Desde tampones, toallas, copas y ropa interior absorbente que se adecua a las necesidades de las mujeres. Sin embargo, para mantener la higiene es necesario cambiar estos productos según su método de uso.

Por ejemplo: Si usas toallas se deben cambiar cada 4 horas, si usas tampones el cambio es de 4 a 6 horas o si utilizas copa menstrual el cambio es cada 12 horas, además de realizar una limpieza de estas copas antes de usarse y después de ello con agua caliente y un jabón neutro que elimine todos los restos para que se vuelva a utilizar.

Reconoce los olores y el flujo

Para saber sobre la salud de tu zona íntima, debes de conocer el olor, color y consistencia de tu flujo. Por ejemplo, si tienes un flujo café esto significa que estás en los primeros días de tu periodo. En cambio, si tienes un flujo con aspecto blanco es probable que tengas una infección por cándida, un hongo que da comezón y enrojece la vulva. Si tienes un flujo amarillo que no se quita de tu ropa interior es porque tiene un protozoario, una infección de ETS, por lo que ante cualquier anómalia es importante acudir con un ginécologo.

Visita nuestro canal de YouTube Soy Carmín